miércoles, 21 de septiembre de 2011

'La última órbita': el satélite UARS antes de precipitarse a Tierra.



 Esta captura de video es el registro de lo que seguramente son los últimos instantes en órbita del satélite UARS (Upper Atmosphere Research Satellite) cuya reentrada en la atmósfera es inminente. Este satélite tiene una masa de 5900 kg, y su misión fue la del estudio de la dinámica física de las capas superiores de la atmósfera. Fue lanzado el 12 de setiembre de 1991 por el transbordador espacial Discovery, y fue situado en una órbita de 603 km x 57°. Inicialmente se estimaba que la misión se extendería por tres años, pero el período operativo se extendió hasta los 14. En junio de 2005 seis de sus diez equipos de abordo aún se encontraban pleno funcionamiento.

El UARS en su configuración orbital. (Vía: Wikipedia).

 Sin embargo el inevitable freno impuesto por las débiles capas de la atmósfera superior, a lo largo de estos veinte años, han acercado progresivamente al UARS a las capas más densas de la misma. La reentrada es inevitable y según la NASA se espera que se produzca el próximo 23 de setiembre a las 20:36 UTC. Sin embargo estas predicciones no son exactas, la NASA estima un margen de error de unas 20 horas, que podrán adelantar o atrasar el reingreso de este pesado satélite. Según la NASA es probable que algunos restos del satélite sobrevivan a las altas temperaturas de reingreso.

Alunas de las secuencias de imágenes. Crédito Thierry Legault-Emmanuel Rietsch.

 Naturalmente, no se tiene la menor idea de la zona de la Tierra en la que se producirá el evento, lo que hace aún mas interesante todo este asunto. Por cierto no es la primera vez que este satélite causaría problemas ya que el 26 de octubre de 2010 la Estación Espacial Internacional debió realizar maniobras de desvío ante una posible colisión. Los restos del UARS podrán ser 26 objetos con una masa de hasta unos 150 kg. Según los responsables de la NASA las probabilidades de que un resto impacte directamente en una persona son una en 3600.

 El video fue captado por el fotógrafo francés Thierry Legault, desde Dunkerke (norte de Francia) el 15 de setiembre pasado entre las 04:42:14 y las 04:44:02 UTC, cuando el UARS se encontraba a unos 250 km de altura, y a 316 km de su observador. El video es sin dudas extraordinario, fue captado con un telescopio de 14 pulgadas, y la secuencia de imágenes es el doble de las captadas en tiempo real (unas 10 imágenes por segundo). Legault utilizó un telescopio Celestron EdgeHD 14'' (de tipo Schmidt-Cassegrain), con una distancia focal de 8500 mm. La cámara de fotos es una Lumenera Skynyx L2-2.

 Es claramente apreciable en el video la rotación aleatoria del UARS, dado que se encuentra inactivo y su capacidad de estabilización es nula. Probablemente el satélite haya experimentado algún tipo de colisión menor, desprendimiento de alguno de sus componentes, o bien el caótico giro sea producido por el rozamiento con la atmósfera. Asimismo se pueden apreciar lo que sin dudas son fragmentos en torno al cuerpo principal del satélite.

 Esperemos entonces que el reingreso sea todo lo normal posible. Para seguir el mismo hay una cuenta de la NASA en Twitter, seguir sus pasos en la órbita en tiempo real o estar al tanto de los partes liberados por la NASA.

 En la página web de Legault se puede ver mucho mas sobre el trabajo de este excelente fotógrafo.



Enlaces relacionados: 

                                
                                 Un viejo espía nos saluda antes de retirarse.
                                 Congestionado, disputado y competitivo.
                                 Ver la ISS desde Tierra... a pleno día.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics