martes, 3 de mayo de 2011

Obama win.





 Lo que son las vueltas de la vida: el 14 de julio de 2008, en plena campaña electoral por la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, la revista The New Yorker publicaba en su tapa esta ilustración de Barry Blitt que, naturalmente, generó un gran revuelo. La revista es célebre por su contenido polémico y representante del pensamiento conservador de la derecha política norteamericana. Su director, David Remnick realizó la corresponsalía del Washington Post durante los años 1988 hasta 1992. Fue testigo directo de los acontecimientos que llevaron a la caída de la URSS, que motivó un libro: La tumba de Lenin.

 El estilo editorial que impone Remnick es ya legendario. Cuando apareció la edición de The New Yorker Remnick se defendió ante el aluvión de críticas diciendo que la idea era ridiculizar los prejucios que la pareja Obama despertaba en los sectores conservadores. Curiosamente Remnick ha editado a mediados de 2010 una biografía de Obama que, según comentarios, está libre de posibles sarcasmos o ironías como los de la tapa de The New Yorker. El trabajo ha sido editado al español recientemente: El Puente, Vida y Ascenso de Barack Obama, Debate.

 Hoy, a pocas horas del asesinato de Osama Bin Laden por parte de los EUA la imagen recibe de parte de la historia un nuevo significado, y si en algún momento alguien utilizó esta caricatura contra a Barack Obama debe sin dudas estar muy arrepentido. Diez años después de la sangrienta intervención en Irak y Afganistán, de mano de la "administración" Bush y el lobby guerrerista de los Estados Unidos, la exitosa acción militar de los Estados Unidos confirma la estrategia de retirar las tropas de Irak y concentrar los esfuerzos militares en Afganistán. También confirma que Obama cumple, ya que este planteo se realizo precisamente durante la campaña electoral de 2008.

 Esto sin dudas es un espaldarazo que sella el pasaje a la reelección de Obama, y a la nueva política de intervención de los Estados Unidos. Esperemos que estos resultados no se conviertan en lo que la política de Bush fracasó: una amplio respaldo internacional. En lo que es personal hago votos para que la búsqueda del momento Sputnik de Obama se realice mendiante el uso de medios pacíficos y centrados en la exploración espacial, aunque los datos actuales nos dicen que se está trágicamente lejos de ese objetivo. La agresión imperialista a Afganistan dista de terminar, y es probable que la desestabilización provocada se generalice en toda la región, y los efectos del asesinato de Osama Bin Laden estén por generar respuestas a nivel global.


 Enlaces relacionados:

                                 Obama y el Sputnik
                                 Obama y el Sputnik (II)
                                 Kennedy vs. Obama 
                                 NanObamas, o ¡andá a ponerte ese pin!







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics