miércoles, 19 de enero de 2011

Obama y el Sputnik






 Hace unos días Barack Obama mencionaba que los Estados Unidos están pasando por un momento Sputnik para hablar del estado actual que su país estaba transitando. La referencia histórica no puede ser más clara ya que el impacto que sobre los Estados Unidos tuvo el lanzamiento del Sputnik 1 es de un doble significado: por un lado resume la sensación de inferioridad nacional, amenaza estratégica y retraso tecnológico: es un excelente resumen para la palabra crisis.
 Por otro lado es una clara invocación a un conjunto de medidas que transformaron a los Estados Unidos en varios frentes, como no sucedía desde la Segunda Guerra Mundial, y que fueron la respuesta dada a la 'amenaza del Sputnik'.

 En muy poco tiempo los Estados Unidos fundaron en 1958 a la NASA, realizaron una profunda transformación en su sistema educativo y fijaron un objetivo político y técnico que tensó todos los esfuerzos de su programa espacial: llegar a la Luna primero que los soviéticos. La NASA se constituyó en una de las más grandes y complejas instituciones científico tecnológicas de los EUA y asumió un protagonismo de primer orden el programa espacial civil. 

Los nuevos desafíos tecnológicos demandaron profesiones de alto contenido técnico y se produjo una de las mayores inversiones en educación que los Estados Unidos hayan conocido, además de grandes cambios en la admisión a universidades y formación de alto nivel.                                  
 El objetivo trazado por la administración de John F. Kennedy, de colocar un ser humano en la Luna antes de que finalice la década del 60, demandó una planificación económica, financiera y técnica equiparable conceptualmente a la que la Unión Soviética había desarrollado.

 La comparación histórica rompe los ojos de hoy día cuando los EUA tienen un sistema educativo colapsado, la NASA sin rumbo estratégico, y una economía en una profunda crisis. Obama necesita no sólo hacer política sino además invocar mitos pasados e inspiradores.

Las acciones tomadas no indican una correlación entre el discurso y la realidad: la NASA canceló el programa de transbordadores espaciales, e hizo lo mismo con los vehículos espaciales que debían sustituir al Shuttle: el programa Constellation ya es historia.
 Por si fuera poco los EUA dejan en manos de la industria privada la tarea de acceso tripulado al espacio.

Los EUA son junto con Rusia los principales impulsores de la Estación Espacial Internacional, y la NASA carece de los medios que un proyecto de esta escala demanda. Los sistemas privados aún no están disponibles y para ello la NASA debe recurrir a las venerables naves Soyuz, hoy día único sistema tripulado capaz de afrontar el desafío de habitar el espacio.
 Esta actitud de recordar pasados gloriosos en un presente poco prometedor se le llama maracanazo y no deja de sorprenderme que ni siquiera los rusos procedan asi con su pasado soviético, ya que en definitiva desde esa perspectiva tienen mucho más para evocar que los Estados Unidos.
 Obama manifiesta intenciones ambiciosas en materia espacial, pero lo hace exclusivamente en base a la historia y no al compromiso de largo plazo que un programa espacial demanda.




5 comentarios:

Gouki dijo...

**Las acciones tomadas no indican una correlación entre el discurso y la realidad: la NASA canceló el programa de transbordadores espaciales, e hizo lo mismo con los vehículos espaciales que debían sustituir al Shuttle: el programa Constellation ya es historia.
Por si fuera poco los EUA dejan en manos de la industria privada la tarea de acceso tripulado al espacio.**

Creo recordar que fue en la administracion de Bush cuando se tomo la decision de retirar los transbordadores, y no en la de Obama. Decision que deberia haberse tomado una decada antes.
La cancelacion de Constellation un acierto, no llevaba a ningun sitio. Cancelar una forma de poner 3 personas en Marte por 100.000 millones dentro de dos decadas no es algo como para lamentar, mas bien celebrar.
Es la opcion tomada de dejar el camino en manos de la empresa privada la que va a acelerar las cosas, y estimular una carrera espacial de verdad, en la que gente como tu y yo, y miles mas podremos ir al espacio dentro de pocos años, no 3 superhombres.

Gaizka

Gabriel Garcia Sagario dijo...

solo hice "grandes pinceladas" acerca de las politicas espaciales. si te fijás lo mismo que señalas se puede decir cuando menciono la fundación de la NASA: esta se realizó por Eisenhower y fue Kennedy quién propuso ir a la Luna. en todo caso si, puede ser que la frase me quedara mal.

el constellation era para ir a Marte pero también, "de mientras" poder acceder a la órbita terrestre. no me parece una desición sabia desde este punto de vista. es cierto lo del shuttle además.
las últimas noticias sobre como el congreso está tomando las propuestas de la NASA en materia de proyectos no son muy alentadoras.

ojo: me cae muy bien obama eh, lo aclaro!.

por otro lado sobre la privatización del espacio: dudo que la empresa privada haga lo que solo el bienestar colectivo llevado adelante por los estados nacionales y la comunidad científica haga con "eficiencia": esto es investigar. el acceso al espacio es para, explorar las fronteras del conocimento. ante todo.

el viaje al espacio!? por supuesto...pero decís que iríamos vos y yo?, a cuánto bajaría en comparación con un asiento en una Soyuz?.

saludos, y gracias por el intercambio!.-

octopusmagnificens dijo...

Yo comparto la opinión de Gouki. Y añado que celebraré el día que la NASA desaparezca porque se haya vuelto innecesaria ante la pujanza de la iniciativa privada.

Carlo dijo...

Viajar al espacio demanda tecnologías extremadamente complejas y una enorme cantidad de energía y recursos: el argumento de que es caro porque la NASA (o cualquier otra agencia pública) sea ineficiente es una falacia. La iniciativa privada no va abaratar los costos de viajar al espacio. Nadie que no tenga por lo menos algunas docenas de millones de dólares podrá volar al espacio en un futuro cercano.
Estoy de acuerdo con Gabriel: la exploración espacial es algo muy caro y complejo, y sólo el estado tiene condiciones de financiarla seriamente. La iniciativa privada busca sólamente el lucro, y si dependemos de ella todo lo que tendremos en el espacio serán satélites en órbita baja y geoestacionaria, y viajes cortos para multimillinarios.

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Bueno octopus no tengo nada contra la NASA a pesar del sesgo que siempre tengo para con Rusia en este blog. creo que veremos en breve comprobar esa tesis de que la iniciativa privada a nivel espacial va a lograr cosas que los estados han optado por no hacer. veremos, hasta el momento la iniciativa privada, en determinadas areas, ha demostrado ser tan ineficiente como incluso nociva. pero insisto: lo vamos a poder comprobar.

carlos: deacuerdo contigo.

todos: todos queremos ir al espacio a como de lugar!.


saludos,
g.-

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics