miércoles, 12 de enero de 2011

Identificando a un visitante.

  


Imagen: Asteroid Watch


 La NASA obtuvo estas imágenes del asteroide 2010 JL33 el pasado 11 y 12 diciembre utilizando el radar Goldstone Solar System. Este asteroide fue recientemente descubierto el pasado 6 de mayo y forma parte de la nutrida constelación de cuerpos errantes que ocasionalmente visitan el entono orbital de la Tierra.
 El asteroide 2010 JL33 era un completo desconocido, sólo se tenia información sobre su órbita, pero gracias a las imágenes obtenidas por radar se han descubierto detalles fundamentales de su estructura: tamaño del asteroide, forma, velocidad de rotación, afinar detalles de la órbita del asteroide e incluso detalles de la estructura de la superficie del mismo.

De acuerdo a los estudios realizados el 2010JL33 es un cuerpo elongado e irregular de 1,8 km de largo en su máxima longitud. Tiene un período de rotación de 9 hrs y presenta una formación superficial que probablemente corresponda al impacto de otro asteroide. Se ha confeccionado con las imágenes un vídeo que permite apreciar casi el 90% de la superficie del asteroide.





Las imágenes se obtuvieron mientras el 2010 JL33 se encontraba a 8,5 millones de kilómetros de la Tierra (unas 22 veces la distancia entre la Tierra y la Luna). A esa distancia las señales enviadas desde Tierra demoraron 56 segundos en llegar y ser reflejadas por el asteroide.

 El 2010 JL33 es un asteroide clasificado como Apolo, pertenece al conjunto de cuerpos cuya órbita se cruza con los de la Tierra. El Jet Propulsion Laboratory implementó el programa NEO para rastrear los asteroides potencialemente peligrosos. La órbita del asteroide 2010 JL33 se puede observar en la web del NEO que dispone de una aplicación para consultar los datos necesarios sobre todos los objetos registrados por el programa de observaciones.

 La antena de 70 metros de diámetro ubicada en el desierto de Mojave, en Estados Unidos, es una de las dos instalaciones que conforman la red de la NASA denominada Deep Space. El otro radiotelescopio es el ubicado en Arecibo, el más grande del mundo con su antena de 305 metros de diámetro. Ambos sistemas se complementan: el radiotelescopio Goldstone es completamente orientable y permite estudiar el 80% de la bóveda celeste, mientras que el de Arecibo es 20 veces más sensible, solo cubre 1/3 de cielo y tiene un alcance del doble que su colega del desierto.

 Mediante estos radiotelescopios se han observado un total de 272 asteroides y obtener mayor información que la recabada mediante telescopios ópticos.

 En Zemiorka se puede consultar una aplicación para determinar el impacto que un asteroide provocaría en la Tierra. Los datos suministrados por el radiotelescopio Golden nos permiten conocer mejor a este pequeño pero letal visitante.




2 comentarios:

Dani dijo...

Genial artículo, Gabriel. Muy original. Veo que has llegado muy fuerte de tu descanso.

Gracias por compartir estos temas y presentarlos de forma tan amena.

Salyut!

Gabriel Garcia Sagario dijo...

dani gracias a vos. comparto noticias y nada más, pero esta bueno que llegue a alguien como vos este blog.

te feicito por tu artículo en amazings. fascinante, lo comenté hace un rato.

un saludo!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics