martes, 9 de octubre de 2012

Cuando un transbordador de carga no tripulado... se hace humo.


Click para ampliar la imagen. [Vía: NASA 2Explore]

 Esta imagen es con toda seguridad la primera en su género: nos permite apreciar la violenta acción del rozamiento con la atmósfera terrestre de un vehículo espacial no tripulado. Se trata de los restos del transbordador de carga ATV-3 Edoardo Amaldi de la Agencia Espacial Europea, al terminar su misión el pasado 3 de octubre. Los transbordadores como el ATV cumplen misiones análogas a los Progress de origen soviético y actualmente en uso para las imprescindibles tareas de abastecimiento de víveres y equipos hacia la Estación Espacial Intenacional. El reingreso del ATV-3 se produjo sobre el Océano Pacífico en el entorno de la 1:30 GTM y sus resultados pudieron ser fotografiados por los tripulantes de la Misión 33 a la ISS, dando este inédito resultado.

 La reentrada de los cargueros espaciales del tipo Progress, ATV o HTV (Japón) es la última de sus tareas ya que se utilizan para el descarte de desechos de todo tipo que se generan en la ISS. Sin embargo, y por si fuera poco, estas naves se utilizan para la reorbitación de la ISS, maniobra desarrollada por los soviéticos a partir de la puesta en órbita de la estación espacial Salyut 6. Gracias al uso de sus motores cohete estos grandes complejos espaciales se mantienen en órbitas seguras para su vida útil y normal funcionamiento.
 Por cierto el ATV-3 nos ha dado otra interesante sorpresa el pasado mes de abril al realizar esta maniobra y ser registrada en video en forma también inédita

 Otra particularidad marca la misión del ATV-3: su 'sacrificio' fue utilizado para estudiar la dinámica de la destrucción de estos vehículos. Equipado con el REBR: Reentry Backup Recorder, una suerte de caja negra espacial, mediante este equipo se registró una serie de datos de importancia para el estudio de la reentrada destructiva del transbordador.

El REBR. Vía ATV Blog.

  El REBR registra datos como la temperatura, presión, vibraciones y posición mediante el uso de sensores colocados en el interior del ATV. Tiene una masa de unos 4 kg y está equipado con un pequeño escudo térmico, de 4,6 kg, para posibilitar su recuperación a efectos de disponer de todos los datos registrados, algunos de los cuales no pudieron ser captados en directo debido a la pérdida de comunicaciones como consecuencia de la ionización de la capa de aire en el momento más violento de la reentrada.

 Según informa la ESA, en el blog del ATV, el desempeño de este sensor fue excelente, y se produjo el registro de datos esperado. Este es la cuarta reentrada de estos equipos, y la tercera que ha sido exitosa. La información es de interés para la ingeniería de estos transbordadores y también para el diseño de satélites más seguros: es decir se busca obtener datos para poder diseñar sistemas que sean capaces de desintegrarse en forma completa, sin poner en riesgo vidas humanas o instalaciones materiales.

 Por si a alguien le quedaron dudas, la misión del ATV-3 nos dejó algo más que humo... 



 [Vía]






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics