jueves, 5 de enero de 2012

La nube de residuos espaciales de la Tierra.





El video lo dice todo sobre un grave problema que asedia al entorno orbital de la Tierra: los residuos espaciales en órbita, cuyo progresivo aumento compromete la seguridad de las operaciones espaciales. La también llamada chatarra espacial, consiste en fragmentos con tamaños que varían entre pocos milímetros, y objetos del tamaño de un autobús, pueden pesar pocos gramos, o varias toneladas y tienen una velocidad relativa con la Tierra que promedia los 20.000 km/h. Su presencia en casi todas las franjas orbitales de la Tierra pone en peligro a las actuales y futuras misiones espaciales debido a que las probabilidades de colisiones no hacen sino aumentar. Un caso aparte de estos residuos lo representan los 130 kg de sodio-potasio (NaK) que los satélites de reconocimiento naval soviéticos de la serie Buk han dejado a lo largo de sus períodos operativos.
 Entre los objetos que conforman esta peligrosa nube se encuentran desde satélites fuera de servicio y etapas de cohetes, hasta resto de colisiones espaciales, pruebas militares de sistemas de armas, y elementos perdidos en alguna que otra caminata espacial. En las capas bajas de la atmósfera estos residuos son progresivamente frenados y terminan reingresando, de manera que los residuos más pesados también representan una amenaza relativa, aunque a veces exagerada, para nosotros.

 El video fue elaborado por Philipp Seiffert, y si bien tiene un pequeño error a su inicio, el año de inicio de la Era Espacial es 1957, no deja de ser un recurso visual bien interesante para hacernos una idea del problema de los residuos espaciales.

 Enlaces relacionados:

                                 Congestionado, disputado y competitivo. (Un informe bastante actual sobre el estado de la órbita de la Tierra).
                                   El modelo LEGEND, anticipando colisiones en el espacio.
                                   Infografía con todos los lanzamientos espaciales por país.
                                   Todo lo contrario a un air bag.
                                   Reingreso de satélites a Tierra: 455 'razones de peso'.
                                   Páfate!, ... y después?.







2 comentarios:

Starfish Prime dijo...

La prueba de que el hombre llegó a la luna, es que allí hay basura.

Allí por donde vamos dejamos nuestra huella, en LEO, en Marte hay unas cuantas sondas estrelladas, en Júpiter...

¿Será ese el sentido de la vida? ¿Ir dejando basura por ahí adelante?

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Es preocupante el tema, estoy deacuerdo. Ahora los residuos son cantidades realmente pequeñas en comparación con los mundos en cuestión.

En algunos casos, como la atmósefera de Júpiter o Venus, los sistemas se destruyen completamente. Y lo más importante es que se realizan esfuerzos muy importantes para esterilizar las sondas, de manera de no contaminar con microorganismos. Eso si que es más peligroso que la basura.

Esperemos que el sentido de la exploración espacial sea volver más habitable todo nuestro entorno, incluso el que está más allá de la Tierra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics