lunes, 11 de julio de 2011

Así cualquiera es ingeniero aeroespacial...



 Este video es sorprendente: nos muestra el ensayo de vibraciones del cohete Saturno 1B utilizado para lanzar la Apolo ASTP que participó del histórico vuelo conjunto con la Soyuz 19. El ASTP (Apollo-Soyuz Test Program) fue una iniciativa para realizar un encuentro espacial entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. En la Unión Soviética el programa se conocería como EPAS (Eksperimentalni Polyot Apollon-Soyuz/Экспериментальный Полёт Аполлон-Союз, ЭПАС, "Vuelo Experimental Apolo-Soyuz"). El acoplamiento se produjo el 17 de julio de 1975 y fue todo un éxito técnico y también un éxito político. 

 El mayor desafío estuvo centrado en resolver los problemas técnicos que se plantearon al acoplar dos naves que tenían diseños y soluciones tecnológicas muy distintas para los mismas condiciones de vuelo. Las dificultades iban desde el tiempo utilizado para cronometrar la misión espacial, hasta las características de la atmósfera que astronautas y cosmonautas respiraban. Sin mencionar las características ópticas de las naves Soyuz y Apolo y las técnicas de cita y acoplamiento espacial utilizadas.

 Se realizaron soluciones de compromiso para los aspectos tecnológicamentes menos complejos, pero la clave de la misión fue el módulo DM (Docking Module) transportado por el Saturno 1B, y al cual se acoplaría la Apolo, de la misma manera en que se realizaban los acoplamientos con los Módulos de Descenso lunar. 

 La misión demostró que se podía colaborar en el espacio, e inauguró una modalidad de trabajo que sólo fue continuada cuando luego del colapso de la URSS y su programa espacial. Recién el 4 de julio de1995 el transbordador espacial norteamericano Atlantis se acoplaría con la estación espacial soviética (heredada por Rusia) Mir. Nacía una nueva época signada por la colaboración en materia aeroespacial, cuyo mayor y más impotante logro es la Estación Espacial Internacional.

 Resulta sorprendente el video aquí reproducido, que muestra a toda una legión de ingenieros y técnicos sudando la gota gorda para testear la respuesta del Saturno 1B a las vibraciones. Solución de baja tecnología como bien le dicen. La tecnología espacial es escencialmente conservadora: lo que funciona no se toca y además si es simple mejor.

 Enlaces relacionados:

                                  En Eureka y Ciudad Futura se relata en detalle esta histórica misión.





7 comentarios:

octopusmagnificens dijo...

El cenit de la tracción animal.

Ese Punto Azul Pálido dijo...

Buenísimo, Gabriel. Parece un anuncio de una máquina de abdominales de los que ponen en la televisión de madrugada.

Muy curioso :-)

Saludos

xopxe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriel Garcia Sagario dijo...

Octopus: brillante comentario!.

Dani: Buena manera de hacer ejercicio sin dudas!. Lástima que no queda programa espacial con qué hacerlo. :P

xopxe: exacto!, pensé en Blanco explicando lo de la hamaca. Quién pudiera no te digo hacer lo mismo que los tipos, pero patear una cañita voladora aunque sea!.

Salutes!.

xopxe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Marín dijo...

Impresionante documento gráfico, Gabriel. Seguro que ahora sería necesario llevar a cabo trescientas auditorías y veinte programas de simulación antes de que alguien pudiese hacer algo así ;)

Saludos.

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Realmente. Me dejó estupefacto su hallazgo. Saludos!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics