lunes, 25 de agosto de 2014

El encuentro de Voyager 2 con Tritón




 El 25 de agosto de 1989 la sonda Voyager sobrevolaba Tritón, la mayor luna de Neptuno, a una distancia de unos 40.000 km. El encuentro con el planeta gaseoso fue el último para esta veterana sonda y fue cubierto con gran entusiasmo durante las semanas que duró la aproximación. Todos recordamos las espectaculares imágenes que la sonda envío del azulado planeta, pero su mayor luna pareció quedar relegada a un olvido.

  Afortunadamente eso ya se ha remediado: el equipo liderado por el Dr. Paul Schenck procesó las imágenes enviadas por la Voyager 2 y los resultados son este espectacular video y el mapa completo de Tritón de gran definición. Además del motivo del aniversario, existen razones de interés científico para realizar esta labor: se estima que el encuentro de Voyager 2 con Tritón tendrá mucho en común con el que la sonda New Horizons tendrá en 2015 con Plutón. Estos dos cuerpos celestes son muy similares: apenas menores que nuestra Luna, su composición y estructura es similar. Tritón tiene una atmósfera compuesta por nitrógeno, metano, dióxido y monóxido de carbono, y probablemente, pequeñas cantidades de agua. Plutón, por el contrario y hasta donde sabemos posee una composición atmosférica muy similar, pero sin la presencia de dióxido de carbono y agua. La superficie de Tritón evidencia la presencia de volcanes y géiseres activos, lo que lo convierte junto con Titán y Europa, en una de las lunas más interesantes de nuestro Sistema Solar.


Mapa de Tritón: la resolución es de unos 600 metros y la combinación de colores es fiel al espectro de luz visible. Ampliar para ver en máxima resolución. Vía: NASA PhotoJournal.



 Naturalmente algunas zonas del mapa no presentan la resolución ideal, o bien su balance de colores no es del todo exacto. En el primer caso se debe a los largos tiempos de exposición que las cámaras de la Voyager 2 necesitaron para captar las imágenes. Los equipos no estaban especialmente diseñados para este tipo de tareas. En segundo lugar existen algunas incertidumbres en cuanto a las propiedades fotométricas de Tritón captadas desde la Tierra, que han dificultado la calibración de los datos obtenidos por la Voyager 2. Esto sin embargo, no impide apreciar la enorme riqueza geológica y el gran interés que esta luna posee.

 La escasa distancia del encuentro de la Voyager con Tritón, y la lejanía de esta luna convierten a este video en uno de los testimonios históricos más fascinantes de la exploración de nuestro Sistema Solar.



 El tratamiento de las imágenes fue realizado por el Dr. P. Shenk, y en la elaboración del video participó J. Blackwell del Lunar and Planetary Institute.-







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics