domingo, 7 de octubre de 2012

Los otros Sputniks.


Los microsatélites  TechEdSat, F-1 y FITSAT-1 con unos de los paneles de la ISS de fondo. Vía: NASA to Explore.

 El pasado 4 de octubre se lanzaron cinco microsatélites utilizando como plataforma a la Estación Espacial Internacional. No podía haberse elegido mejor fecha, y se puede considerar a este evento como un singular homenaje al nacimiento de la Era Espacial. Naturalmente los cuatro ingenios ya estaban en órbita, la maniobra realizada el pasado 4 de octubre los colocó en sus trayectoria orbitales respectivas, y en forma exitosa por cierto. 

 La maniobra fue realizada desde el módulo japonés Kibo de la ISS utilizando el brazo robótico con el que está equipado ese laboratorio. El Japanese Experiment Module Remote Manipulator System (JEMRMS) tiene un largo total de unos 12,2 metros, y básicamente está formado por dos brazos que trabajan en forma conjunta: el primero, de 10 m de largo, es utilizado para tareas de arrastre, acercamiento y traslado, mientras que el segundo se utiliza para las tareas más finas. En el extremo del brazo robótico se colocó la plataforma SSOD que cargaba a los CubeSat. Los cinco pequeños satélites fueron transportados a la ISS por el carguero espacial japonés HTV, lanzado el pasado 21 de julio.

 Los microsatélites son de tipo CubeSat: son cúbicos con unos 10 cm de lado y cumplirán diversas misiones: desde el estudio de nuevos sistemas de comunicaciones, a la observación de la Tierra. Fueron lanzados en dos tandas. En la primera se lanzaron los microsatélites WE-WISH y el RAIKO, mientras que en la segunda se lanzaron el TechEdSat, F-1, y FITSAT-1. El director de este singular lanzamiento fue el astronauta japonés Akihiko Hoshide quién colocó los microsatélites en la plataforma SSOD utilizando una exclusa de aire ubicado en el módulo Kibo.

Vía: NASA to Explore.
  El FITSAT-1 fue construído por estudiantes del Instituto Tecnológico de Fukuoka y está equipado con un sistema LED para enviar señales lumínicas a la Tierra a efectos de investigar el potencial que la transmisión de datos mediante este sistema. Se utilizará código morse para la codificación de las señales.
 F-1 es un CubeSat vietnamita construido en la Universidad FTP en conjunto con FSpace Laboratory, y su cometido es el ensayo de diversos sistemas de comunicaciones por radio.
 TechEdSat fue construido por la San Jose State University, y es un satélite de comunicaciones para radioaficionados.
 WE-WISH es un satélite construido por el Meiser Amateur Radio Club está equipado con una cámara infrarroja para realizar estudios medioambientales de la atmósfera terrestre.
 RAIKO es un satélite equipado con una cámara para la observación de la Tierra. Fue construído por las universidades de Tohoku y Wakayama.

Los microsatélites TechEdSat, F-1 y FITSAT-1 en una impresionante imagen. Vía: NASA to explore.
  Estos cinco microsatélites tienen una órbita similar a la de la ISS, y son por tanto visibles desde un determinado punto del planeta unas 6 veces por días. Anteriormente se realizaron liberaciones de microsatélites desde la ISS pero mediante actividades extravehiculares: los satélites se lanzaron a mano por cosmonautas y astronautas. Gracias al equipamiento del módulo Kibo estos procedimientos se pueden realizar en forma más segura que antes, mediante el uso del brazo robótico del mismo. Existen diversos programas gratuitos especialmente creados para el seguimiento de los mismos: Gpredict, Orbitron y SimpleSat Look Down.

 Por cierto, las imágenes captadas durante la liberación de estos microsatélites son alucinantes, no tienen nada que envidiar a las mejores escenas que el cine de ciencia ficción nos ha dado. 


[Vía: AMSAT-UK]




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics