lunes, 8 de agosto de 2011

Seis misterios de Júpiter a ser resueltos por la sonda Juno.





 La sonda Juno fue lanzada exitosamente el pasado viernes a las 16:25 UTC desde Cabo Cañaveral por la empresa United Launch Alliance (ULA) para la NASA. Esta sonda espacial tiene como objetivo arribar a Júpiter para el estudio detallado de este planeta. La sonda Juno es un nuevo concepto de sonda espacial desarrollado por la NASA enmarcado en el programa New Frontiers. El programa apunta a estudiar en profundidad Plutón, Venus y Júpiter mediante sistemas de costo mínimo.

 La Juno se dedicará al estudio intensivo de Júpiter, y al contrario que otras misiones no estudiará el entorno del planeta, ni tampoco a sus lunas. Va a realizar una mirada en profundidad al planeta gigante, y eso no es literal: sus equipos están diseñados para el estudio de las características internas del mismo. En particular los estudios se centrarán en el campo magnético (magnetósfera), y la regularidad del campo gravitatorio de Júpiter. Una serie de medidas indirectas se podrán obtener y lograr esclarecer seis grandes preguntas sobre el planeta más grande cercano a la Tierra.

1. El origen de Júpiter.

Los datos obtenidos sobre la estructura serán determinantes para comprobar diversos modelos sobre el origen del gigante gaseoso. Si bien es aceptado que Júpiter es el primer planeta formado del Sistema Solar, diferentes modelos postulan orígenes distintos: se especula que su formación se produjo en regiones más cercanas o incluso alejadas del Sol, o bien se formó en su actual órbita. En todo caso ambos modelos no explican ni su tamaño, su estructura ni su ubicación con respecto al Sol.

                                                     
2. El origen del agua en Júpiter.

La presencia de agua fue descubierta por la sonda Galileo, que detectó trazas y fotografió formaciones nubosas como las de la imagen a la izquierda. Los datos actuales no permiten inferir la presencia de grandes cantidades de agua, es probable de que la misma esté presente en pequeñas cantidades. Mediante el radiómetro de la Juno se podrá precisar esta información. Estos datos son necesarios para determinar el origen de esta agua, que es muy distinto al origen del agua en las capas altas de Saturno.

3. ¿Qué es lo que sucede bajo la espesa capas de nubes de Júpiter?.

La sonda atmosférica enviada por la Galileo apenas pudo penetrar las capas altas de la atmósfera joviana. Las altas presiones de la atmósfera la destruyeron e hicieron imposible la obtención de datos de las capas inferiores. La sonda Juno no estudiará los detalles superficiales, no posee una cámara de fotos "científica" aunque si tomará imágenes que serán inventariadas como pour la galerie.

 La Juno aportará una mirada en profundidad de Júpiter y es probable que la misión no aparente ser tan espectacular como las misiones Voyager o Galileo. Los equipos clave son un Magenetómetro, un Radiómetro de Microondas, Waves (instrumento para medición del campo gravitacional), JEDI (medidor de partículas de carga positiva), JADE (medidor de partículas de carga negativa), UVS (medidor de rayos ultravioletas) y JIRAM (medidor de infrarrojos para las nubes de Júpiter). 
 Juno es un gran y complejo estetoscopio espacial destinado a desentrañar al gigante gaseoso del sistema solar.

 4. ¿Cuál es la estructura del núcleo de Júpiter?.

  Tanto el tamaño, como el tipo de núcleo que posee Júpiter son un misterio. Un número muy grande de modelos se han postulado, muchos de ellos plausibles si se contrastan con la información disponible sobre el planeta. Sin embargo no hay indicios directos de estas teorías. Es necesario determinar las características básicas del núcleo joviano para determinar su origen.

 5. El origen de la magnetósfera joviana.

 Los poderosos campos magnéticos de Júpiter casi destruyen a las sondas Pioneer cuando estas detectaron su existencia. Se trata de la mayor estructura del Sistema Solar, es 10 veces más potente y 20.000 veces más energético que el campo terrestre. El probable origen de este potente campo es el hidrógeno que forma el núcleo y que a las altas presiones se comporta como un metal. Naturalmente la determinación de estos datos arrojará información sobre el tipo de núcleo que posee Júpiter.

 6. Las auroras de Júpiter.

Las auroras de Júpiter son las más grandes y energéticas de todo el Sistema Solar. Son consecuencia de la interacción entre las partículas del viento solar y el poderoso campo magnético de Júpiter. Juno estudiará la estructura de estas espectaculares formaciones en el espectro infrarrojo y ultravioleta. Asimismo realizará mediciones cuantitativas del pasma generado en estos eventos.


 La sonda Juno tiene una masa de unas 3625 toneladas, y una envergadura total de unos 20 metros, con sus paneles solares desplegados. Le espera un largo viaje, que deberá incluir un reencuentro con la Tierra el 9 de octubre de 2013, para recorrer un total de 2800 millones de kilómetros. Juno será la primera sonda en colocarse en órbita polar en torno a Júpiter, eso sucederá el 4 de julio de 2016 si todo sale según lo proyectado.

Detalle de la Juno y sus equipos. (NASA). 


El diseño de Juno ha sido simplificado de manera de tener un costo mínimo. Un dato destacable es que es la primer sonda espacial que alcanza distancias como las de Júpiter en obtener energía en forma exclusiva de sus paneles solares. Eso determinó que los mismos tengan una superficie total de unos 60 metros cuadrados. 

 A pesar de lo extenso de la misión, Juno tendrá los días contados a partir de su primera órbita: se espera que realice unas 33 circunvoluciones en torno a Júpiter en unos 336 días, con un período aproximado de 11 días y tendrá una altura mínima de unos 5000 km. Los responsables de su vida útil son los potentes campos magnéticos que posee Júpiter. La trayectoria orbital se ha planeado de manera que Juno atraviese los cinturones menos potentes del planeta.

El 16 de octubre de 2017 se espera que la nave se desintegre en Júpiter, a efectos de evitar una posible colisión con el satélite Europa. Esto es muy importante para que no se produzca ningún tipo de contaminación con microorganismos terrestres eventualmente trasnportados por Juno.

Como dato interesante la Juno lleva consigo dos souvenirs terrestres:




Arriba se ve una imagen de la placa de Galileo Galilei, de 7,1 x 5,1 cm y 6 gramos, con una reproducción de la caligrafía del genial astrónomo italiano. En la imagen de abajo se ven los tres muñecos de Lego, que representan al dios de la mitología Júpiter, su esposa Juno, y a Galileo Galilei. 

El lanzamiento de la sonda Juno se realizó sin novedad, aunque eso es un decir, ya que la NASA invitó a 150 afortunados espectadores, entre los que se encuentra el corresponsal de la Yuriesfera Daniel Marín, quién ha realizado la cobertura del evento para la twitósfera. El lanzador fue un cohete Atlas V, un sistema muy fiable que data de los años cincuenta y que además está impulsado por un motor desarrollado en la Unión Soviética y construído en Rusia, el legendario RD-180, el motor de combustible líquido más potente construído.

 En la página web de la misión se pueden conocer más detalles de esta importante misión, las novedades se pueden conocer siguiendo la cuenta de Twitter de la misma.

 Desvelar los secretos del más grande los planetas del Sistema Solar bien vale la espera a que Juno comience su detallada exploración. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics