domingo, 10 de abril de 2011

Un regalo de Yuri Gagarin.


De derecha a izquierda: Tiachenliko, Walter Sanseviero, René Scariato, Yuri Gagarin, y la esposa de Tiachenliko. 

 Hace dos años conocí la existencia de un pequeño recuerdo, que de manos de Yuri Gagarin, ha llegado hasta las mías. El 50 aniversario de la llegada del ser humano al espacio es una fecha para recordar a lo grande. El 12 de abril de 1961, Yuri Gagarin realizó la más importante hazaña en la exploración del espacio, al ser el primer humano en orbitar nuestro planeta. Su vuelo a bordo de la nave Vostok 1 es un acontecimiento fundamental para la carrera espacial y la Humanidad toda. Celebrar esta fecha es un acto de ejercicio de memoria, rescate de recuerdos y de valoración de un pasado necesario para resignificar el optimismo histórico de esa época.

 No es casual que en el país de los Soviets, la construcción de una nueva sociedad implicara la conquista del espacio y el hecho de que eso ocurriera era la demostración de que se estaba en camino de superar miserias humanas milenarias. La hazaña de Gagarin es interpretable no sólo como un logro humano y tecnológico sino también como un logro político. Pero en toda este glorioso recorrido hay lugar para las pequeñas historias y los gestos simbólicos. Es en el marco de la celebración del 50 aniversario del vuelo de Yuri Gagarin que presento un recuerdo y una historia asociada que une varias generaciones y trayectorias vitales.

 La imagen que encabeza este post lo dice todo, Walter Sanseviero y su esposa René Scariato aparecen junto con Yuri Gagarin, un tal Tiachenliko y su esposa cuyo nombre no ha podido ser recordado. Corría el año 1967 y Walter Sanseviero era el Secretario General de la Unión de la Juventud Comunista, del Partido Comunista de Uruguay y  Tiachenliko era el Secretario General de la Unión de Juventudes Comunistas Leninistas, el Komsomol Leninista. Walter Sanseviero y René Scariato  se entrevistan, entre otras celebridades, con el primer ser humano en llegar al espacio.

La foto fue tomada en la Unión Soviética, en el célebre campamento para Pioneros de Artek, ubicado en la costa sur de Crimea. Gagarin, quien posa con unas cómodas chancletas, era un frecuente visitante a este centro  que actualmente pertenece a Ucrania, y lo hacía todos los años. Según la Wiki en 1967 fue su última visita y corresponde con el año en que fue tomada esta imagen. Al año siguente, el 27 de marzo de 1968, Yuri Gagarin muere en un accidente de avión.

 En esa ocasión Gagarin le obsequia Sanseviero una pequeña cámara de fotos, una Vega-2 de 23 mm made in USSR, que podemos apreciar en la imagen:


Cámara Bera 2 - KIEV - 1

 La cámara se conserva en perfecto estado hoy día, en nuestra ciudad de Montevideo, y si no fuera por la falta de rollo estaría perfectamente en funciones. Naturalmente cuando conocí la existencia de este recuerdo increíble no pude dar crédito ante lo que tenía en mis manos. Este post, además de ser un pequeño aporte a la Yuriesfera, es también el producto de rehacer este pequeño pedazo de historia.

 La foto que registra el encuentro tiene el mérito de haber sobrevivido a la dictadura cívico militar de 1973-1984. Rafael Sanseviero la llevaba consigo al ser arrestado, y cuando dijo quién era el señor de las chancletas recibió una respuesta en absoluto amable.

 La cámara se conserva con su estuche original y es un pequeño recuerdo que une a Gagarin y permite homenajearlo, a nuestra manera:


 Cámara Bera 2 - KIEV - 5

  Por supueso que hay una historia asociada al derrotero de este regalo de Gagarin, pero eso trasciende por completo el objetivo de este post. Es parte de una historia que sería bueno leer algún dia, y que sus protagonistas deberían registrar.

 Cámara Bera 2 - KIEV - 2
Cámara Bera 2 - KIEV - 3
Cámara Bera 2 - KIEV - 1
Cámara Bera 2 - KIEV - 4

 El set completo de estas imágenes de alta calidad se pueden ver en el set de Flickr de Rafael Cambre, quien tomó las imágenes.

 Este post se enmarca en la Yuriesfera, y me pareció una ocasión única para registrar esta pieza histórica y eventualmente dar a conocer una historia en la que convergen pequeñas historias que hacen grande todo un período histórico que es necesario recordar.


 Agradecimientos especialísimos:

 Lo publicado acá no podría haber sido posible sin los aportes siguientes, a quienes agradezco enormemente y en igual orden de magnitud:

 en primer lugar a René Scariato, esposa de Walter Sanseviero quien accedió a que Rafael Sanseviero escanear la foto tomada en la URRS,

 a Rafael Sanseviero quién tras una serie de impertinentes pedidos míos consiguió la foto, la escaneó y me suministró los datos asociados a la misma,

 a Rafael Cambre, a quién también de forma impertinente, le solicité las fotos de la Vega-2. Su trabajo está a la vista en Flickr,

 a Fabian Bia por la producción de las imágenes,

 y por último a Oscar Cambre quién tuvo la amabilidad de mostrarme esa cámara de fotos cada vez que visitaba a Rafael, de compartir la historia atrás de la misma y la de seguir siendo, a pesar de sus gruñidos, un gran tipo.



10 comentarios:

Ese Punto Azul Pálido dijo...

Qué gran entrada, Gabriel. Muy emotiva.

Saludos!

xopxe dijo...

Excelente.

Carlo dijo...

Muy bueno, qué privilegio el de Walter y René de haber conocido personalmente a Gagarin!
Te paso un link de una foto muy interesante que recién descubrí, aunque no directamente relacionada con Gagarin:
http://spotters.net.ua/file/?id=47202&size=large

С Днём Космонавтики!

Iván dijo...

Los rinconcitos de la historia acaban por ser lo más interesante. Gracias por compartirlo.

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Gracias por los comentarios!. El mérito de todo esto son los protagonistas y los que ayudaron a rescatar las imágenes.

@DaniEPAP no queda otra que hacer así las cosas.

@xopxe somos gemelos de post. no es la primera vez. empiezo a preocuparme...ajaja

@Carlo genial el aporte, fijate vos que el Burán ni siquiera necesitaba ser lanzado para volar!.

@Iván creo que esa era la idea, costó un poco conseguir los materiales y quizá la historia su pudo tornar un poco autorreferente, pero la cosa se entiende.

Saludos!.

xopxe dijo...

Carlo, excelente hallazgo!
Si no me equivoco, es el mismo que está ahora en el museo en Berlin.

Carlo dijo...

Sí, Jorge, es el BTS-02, el "Buran" equipado con motores a reacción, para pruebas en vuelos atmosféricos. En el momento de la foto estaba piloteado por Igor Volk, a quien tuve el gusto de ver en una conferencia aquí en Buenos Aires en 2009.

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Carlo!, que honor tuviste!. Te envidio sanamente!. Contá ese encuentro loco!.

Hay videos del vuelo de esa versión del Burán y es realmente impresionante,

Saludos!.-

Carlo dijo...

Igor Volk y Georgi Grechko estuvieron en Buenos Aires en abril de 2009, en Casa de Rusia, dieron una conferencia muy interesante:
http://casaderusia.org/ar/ficha-evento.php?idxevent=107
Grechko es un tipo muy simpático. Volk no tanto, pero tiene historias muy interesantes de su amplísima experiencia como piloto. Como cosmonauta, tuvo mala suerte: vólo "solamente" (como si fuera poco...) en una Soyuz, pero era el jefe del grupo de cosmonautas del Buran que nunca tuvo la oportunidad de volar en el espacio. Grechko, si no me equivoco, es veterano de tres misiones espaciales.
Grechko y Volk son las dos únicas personas que estuvieron en el espacio que tuve el honor de ver personalmente.

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Exacto Carlo, muy buen aporte. Una excelente experiencia. No es la primera vez que en Argentina van de vista cosmonautas. Espero poder enterarme a tiempo e ir por allá la próxima.
No puedo creer, entrenarse para el Burán...y, eso...que frustración!.

Saludos!.-

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics