jueves, 28 de abril de 2011

Saturno 30 años después.



Saturno visto por la Cassini.




 Saturno, el segundo gigante gaseoso en tamaño en nuestro Sistema Solar, ha sido un planeta privilegiado por la exploración de sondas espaciales. Visitado inicialmente por la sonda norteamericana Pioneer 11 en setiembre de 1979, fue la Voyager 1 la nave espacial que logró un mayor acercamiento a este planeta en noviembre de 1980. A mediados de agosto de 1981 la sonda gemela Voyager 2 realiza el tercer acercamiento. Por último la misión Cassini-Huygens se convirtió en la primera sonda en orbitar Saturno el 1 de julio de 2004.
 Entre los encuentros de las misiones Voyager y Cassini han transcurrido 30 años, en los que se han sucedido espectaculares descubrimientos y aspectos aún sin explicación sobre Saturno, sus anillos y algunas de sus lunas. Las siguientes imágenes expresan el antes y después de los datos obtenidos por las Voyager (izquierda) y la Cassini (derecha); nos permiten ver como Saturno y la visión que hoy tenemos de este planeta ha cambiado estos 30 años.


Los Anillos F:



  Este sistema de anillos fue descubierto por la Voyager 1 de noviembre de 1980 y fue una de las mayores sorpresas de la misión. Comparados con las otras formaciones observadas en el sistema de anillos de Saturno, los anillos F son llamativamente delgados, y además tienen una estructura muy característica formada por nudos, trenzas y torcimientos. La composición de estos anillos es de partículas del entorno de un micrómetro. Si bien las Voyager descubrieron Pandora y Prometeo ( en la imagen de la izquierda: exterior e interior con respecto al anillo), fueron los datos de la Cassini, que permitieron entender el rol de estas dos pequeñas lunas en las extrañas formas de estos anillos.

 La interacción gravitatoria de las lunas con el material de los anillos es clave para entender estas extrañas formas: la formación de una especie de canales y de zonas con mayor densidad de material se debe a la presencia de estas lunas en las cercanías del anillo. Un video elaborado por la NASA permite apreciar el proceso de tallado que estas dos lunas realizan sobre los anillos F


 El puzzle hexagonal en el polo norte de Saturno:



 El descubrimiento de esta llamativa estructura en la atmósfera de Saturno se produjo en 1988 por David A. Godfrey mediante la observación de las imágenes enviadas por la Voyager 2 en 1981. En la imagen de 1981, a la izquierda, se aprecia la latitud y longitud correspondientes. La imagen de la Cassini fue obtenida en enero de 2009 y muestra que esta estructura es muy estable, o casi permanente, lo que hace más interesante de explicar. Si consideramos que Saturno es un planeta gaseoso y que carece de estructuras geológicas, es evidente que este es un fenómeno exclusivamente atmosférico que recuerda a la Gran Mancha Roja del planeta Júpiter.


 Las sombras sobre los anillos:



  De apariencia fantasmal el hallazgo de esta especie de sombras o texturas sobre los anillos saturnianos llamaron la atención inmediatamente conocidas las primeras imágenes en agosto de 1981. La imagen de la Cassini, obtenida en noviembre de 2008 demuestra la persistencia de este fenómeno, pero aún así no ha sido desentrañado el origen del mismo. A diferencia de las formas de los anillos F que son debidos a la interacción gravitatoria, se postula que estas sombras se deben a fenómenos electromagnéticos que ocurren por la interacción de las capas superiores de la atmósfera de Saturno y las pequeñas partículas de polvo que conformar la compleja estructura de los anillos. Algo así como cuando la electricidad estática que nos rodea eriza los pelos de nuestras extemidades.


 El fascinante Titan:



 Antes de la visita de las sondas Voyager se desconocían las características fundamentales de esta luna y su atmósfera. Se comprobó en 1980 que esta fascinante luna de Saturno poseía una densa atmósfera de nitrógeno de 1,5 atmósferas, cuando fue sobrevolada por la Voyager 1. Pero además se descubrió la existencia de hidrocarburos en la atmósfera de Titán, así como también la de una compleja dinámica atmosférica debido a la presencia de metano gaseoso y líquido. La apariencia de esta luna se debe en gran medida a esta particular composición atmosférica, opaca y de color naranja, que hace de Titán un verdadero laboratorio de investigación exobiológica.
  Naturalmente en 2004, con el arribo de la Cassini, la atención se fijó desde el principio en Titán y los descubrimientos no se hicieron esperar: se detectaron océanos de metano líquido, como el de la imagen de la derecha que tiene unos 15000 km cuadrados y que precisamente por su extensión ha sido denominado Lago Ontario en honor a su similar, de agua naturalmente, aquí en la Tierra. La Voyager 1 se aproximó a unos 6500 km de Titán mientras que la Cassini ha pasado rozando con unos 800 km de distancia mínima. El próximo 8 de mayo Cassini sobrevolará nuevamente Titán, a una distancia de unos 1800 km.

 Las visitas de estas sondas a lo largo de 30 años han permitido realizar nuevos decubrimientos y confirmar diversas teorías, pero aún existen misterios asociados a este mini sistema solar que es Saturno y sus lunas. Las naves Voyager se encuentran en el límite del Sistema Solar: la Voyager 1, lanzada el 5 de setiembre de 1977 se encuentra a una distancia de unos 17 quinientos millones de kilómetros de la Tierra y es el objeto fabricado por el hombre que más lejos ha llegado. La Voyager 2 fue lanzada el 20 de agosto de 1977 y actualmente se encuentra a 14 doscientos millones de kilómetros de nuestro planeta. Las naves Voyager fueron construidas por el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, mientras que la Cassini es un proyecto conjunto entre la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA).

 La investigación de Saturno continúa y es de esperar que dadas las especiales características de su luna Titán se desarrollen nuevos e innovadores proyectos de investigación a fines de determinar la existencia de formas de vida, o precursores bioquímicos de la misma.




 Más información: sobre las sondas Voyager y Cassini.


 Entradas relacionadas:

                                 Saturno visto por la Cassini.
                                 El cráter Herschel en 3D
                                 Los boletines de las misiones Voyager.



Elaborado según NASA, de donde provienen las imágenes.





2 comentarios:

qfwfq78 dijo...

De entre todas las brillantes aportaciones de Cassini, encuentro la interacción entre anillos y lunas especialmente fascinante.

Gabriel Garcia Sagario dijo...

El video es realmente espectacular. No mi fijé pero supongo que está en Youtube.

Saludos!.-

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics