sábado, 4 de octubre de 2008

Un Universo realmente imposible.


En 1999 se celebró el centenario de Jorge Luis Borges. Numerosos trabajos, publicaciones y eventos se sucederieron para recordar al genial escritor. En particular me quiero refererir a una interésantísima publicación editada por EUDEBA: "Borges y la Ciencia". El libro es muy recomendable y sorprendentemente rico en reflexiones motivadas por científicos de diversas áreas acerca de la vasta obra de JLB y su relación-motivación con la ciencia.
No pretendo comentar una obra tan variada y densa, pero si llamar la atención sobre un breve trabajo que siempre me fascinó. Por otro lado tampoco deseo referirme a las relaciones siempre polémicas entre ciertos trabajos y opiniones de JLB y determinadas disciplinas científicas.
Es muy probable que en Borges encontremos un claro antecesor o precursor de pensador postmoderno en el sentido dado por Sokal y Brickmont en Imposturas Intelectuales. Esto, que es una muy apurada conjetura de mi cosecha, no debe relegar el hecho de que para muchos autores que si militan en las filas del postmodernismo JLB es un autor de referencia. Aunque probablemente para los cultores del pensamiento frágil esta última frase no sólo no tenga sentido, sino tampoco razón de ser.
En el mismo hay un artículo de Leonardo Moledo llamado "La Biblioteca de Babel", título homónimo al célebre escrito de JLB "La Biblioteca de Babel":

El universo (que otros llaman la Biblioteca) se compone de un número indefinido, y tal vez infinito, de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas.

Moledo se pregunta con toda razón "cúal es el tamaño de la biblioteca", y por cierto, ensaya una respuesta más que interesante. El procedimiento es, gracias a la matemática, muy simple y recreativo. Me pregunto porqué en escuelas y liceos no se piensa en cómo enseñar matemática y literatura mediante ejemplos y métodos similares a los planteados por Moledo. Pero eso es otra historia.

Los datos del problema vienen dados por el propio JLB:

 las galerías hexagonales contienen 5 anaqueles por cada muro, en el que caben 32 libros de igual tamaño. Cada libro contiene 410 páginas que a su vez contienen 40 renglones en las que caben 80 caracteres. En cada uno de estos entran los 25 símbolos ortográficos de nuestro (o el que sea) alfabeto.

Por lo tanto, en cada libro existen 1.312.000 espacios para introducir los 25 caracteres del alfabeto. Esto significa 25^1312000 posibles libros, a ser almacenados en la Biblioteca. Como sabemos por cuento de Borges en esta Biblioteca se almacenan todos los libros escritos, o por escribir, o por descubrir, en todos los idiomas. Todos los posibles.
Moledo recurre a la comparación para fijar ideas, único salvavidas posible en este océano imposible pero desolador:

aproximadamente 1.10^100 es el número de átomos posibles en el universo. Ahora si podríamos decir que los números hablan por si solos. Bloggeando por ahí me encuentro que en Gaussianos se calcula el número de videos almacenados en Youtube: 7,4.10^19

La siguiente interrogante planteada por Moledo refiere al tamaño de esa Biblioteca. En este caso recurrimos a suposiciones razonables sobre el tamaño de los libros almacenados en los anaqueles, supone Moledo las siguientes dimenciones (en cm.): 22 x 13 x 7. Lo que nos da un volumen de 2002 cm cúbicos.
El resultado obtenido por Moledo nos aproxima a un radio de 1.10^7203...años luz. Nuevamente comparemos este tipo de distancias, para fijar ideas, o simplemente para quedarnos un poco pensativos: 1.10^10 es la distancia al cuásar mas cercano a la tierra conocido.
El desconcierto arrecia cuando de acuerdo a las estimaciones actuales, tal universo (Biblioteca) no podría existir.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics