lunes, 20 de octubre de 2008

El Experimento Argus.



 El título de este post debería haber sido un poco más creativo. Pero realmente el asombroso ante lo que expondré no me lo permite. Ustedes juzgarán: Revolviendo en el baúl de los recuerdos me encuentro con un trabajito publicado en 1960, titulado "Experimento Argus". Se trataba de un experimento, creo que de alguna manera habría que denominarlo, que consistía en inyectar en el campo magnético terrestre electrones relativistas. ¿ Cómo realizar esto se preguntarán ustedes ?.

 La respuesta encontrada por N. C. Christofilos fue la de detonar en la alta atmósfera bombas nucleares lanzadas mediante cohetes. En el mencionado trabajo, publicado en "The Exploration of Space", se brindan algunos detalles de este insólito experimento, los suficientes para intentar ampliar, internet mediante, los datos disponibles. Sin embargo he constatado que no existe mucha información relevante al respecto. Lo mencionado hasta ahora bastaría para superar toda forma posible de sorpresa, sin embargo, estudiando los detalles del mencionado experimento se encuentran mayores aspectos de interés.

 Christofilos estaba interesado en el comportamiento de electrones confinados en campos magnéticos y piensa en estudiar el comportamiento de los mismos en al ser atrapados en el campo magnético terrestre. Hay que tener en cuenta el contexto histórico, el experimento se realizó los días 27 y 30 de abril y 6 de setiembre de 1958, en el Atlántico Sur. El contexto histórico lo dice todo, a pocos meses del lanzamiento por parte de la URSS del Sputnik I, los EUA debían avanzar en la carrera espacial y especialmente, reportar logros.

 Las respuestas institucionales fueron variadas, y realmente merecen un detallado estudio, sin embargo, es de destacar la creación del programa ARPA, Advanced Research Proyects Agency. La mencionada Agencia, luego constituida en la DARPA, financiaría el mencionado experimento, ya que fue creada especialmente para ese tipo de aspectos:

DARPA’s original mission, established in 1958, was to prevent technological surprise like the launch of Sputnik, which signaled that the Soviets had beaten the U.S. into space. The mission statement has evolved over time. Today, DARPA’s mission is still to prevent technological surprise to the US, but also to create technological surprise for our enemies

 Es decir ARPA es una respuesta institucional de alta tecnología a los intereses de los Estados Unidos para con la llamada Guerra Fría. Se explica por profundo temor por parte de los EUA ante los avances tecnológicos soviéticos. Deacuerdo con el trabajo de Christofilos, el proyecto Argus demoró en ser realizado en tan sólo cuatro meses, todo un récord mundial, si es que tiene sentido rankear este tipo de actividades. El propio autor se vanagloria de eso precisamente: "(...) this is a remarkable achievement in organization (...)".

  Esto de por sí es extremadamente relevante, la ARPA se concibió para ese tipo de experimentos y en cierto sentido es un ejemplo de ejecutividad, horizontalidad institucional, autonomía y por cierto disponibilidad de recursos. Sin embargo no todo tiene su componente político, gracias al lanzamiento del primer satélite de los EUA, el Explorer I, se descubría el llamado cinturón de radiación de Van Allen. Los recientes e inesperados descubrimientos científicos requerían de mas investigación, por lo tanto determinar el origen del mencionado cinturón era un aspecto de primer orden.
 El proyecto ARPA también fue una oportuniodad de oro para que científicos con pocos escrúpulos éticos realizaran diversas investigaciones, en definitiva el Experimento Argus tenía objetivos científicos que se pueden resumir en lo siguiente:
  • Mapeo experimental y completo del Campo Magnético Terrestre
  • Estudiar el origen del cinturón de radiación de Van Allen.
  • Calibración del Explorer IV.
La explosión de las bombas nucleares se realizó, quizá para mayor asombro de nosotros, en pleno Atlántico Sur. Las coordenadas de las tres detonaciones son: 38º S, 12º W; 50º S, 8º W; 50º S, 10º W. Las dos primeras coordenadas coinciden con las cercanías de las islas Tristán Da Cunha, territorio que tiene el dudoso mérito de pertenecer todavía al imperio británico.

 Los lanzamientos se realizaron desde el buque USS Norton Sound. La justificación para tal ubicación es, según el autor y los datos disponibles en ese momento, un nodo de baja intensidad del campo magnético terrestre, que permitía, mediante la inyección de los electrones provenientes de la desintegración del uranio, estudiar la dinámica de los mismos y plotear el cinturón de radiación. Los mencionados puntos se conocen como puntos espejo.

 Inyectando los electrones en estos puntos se esperaba tener una difusión de los mismos a nivel global. La vida media de estos electrones se calculó teóricamente en un poco menos de 3 días.
 Como resultado de las detonaciones nucleares obsevaron auroras artificiales, en lo que sin dudas se trató del primer experimento de alcance global, y de escala planetaria jamás realizado.
 Sin embargo el efecto de las auroras artificiales se extendió durante dos semanas. Las investigaciones estaban motivadas para desarrollar sistemas de comunicaciones de alta frecuencia para la recién nacida flota de submarinos nucleares norteamericanos.
Me pregunto si en estos días un experimento de este estilo se puede realizar. Afortunadamente, creo que no.  No dejo de sorprenderme de los datos de este, hasta hoy, desconocido experimento. Especialmente la prontitud entre su concepción y su puesta en marcha.

La fuente de este post es: "The Exploration of Space", A Symposium on Space Physics, New York : Macmillam, 1959.









1 comentario:

flaxetpango dijo...

Está notable este blog.

Ahora, para un poquito más de coherencia -que tiene mucha- lo podrías haber abierto en wordpress...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics