jueves, 25 de septiembre de 2008

Antes de arrancar...una meadita

La imagen de la foto la encontré en el excelente blog EnglishRussia. En el mencionado blog no se establecen más datos de cuando fue tomada la foto, ni de quienes son los cosmonautas que se toman el necesario alivio antes del vuelo. Sin embargo menciona que la foto es reciente, y que probablemente responda a una tradición bastante vieja. De hecho es muy probable que remita a los primeros tiempos de la exploración espacial. Esto inmediatamente me sugirió una probable hipótesis de este comportamiento aparentemente tan incompatible con una actividad asociada a la alta tecnología como lo es la exploración espacial. Inmediatamente recordé la escena de la película The Right Suff en la que Alan Shepard (Scott Glenn) solicita orinarse en su traje espacial. La escena de la película es bastante elocuente de lo que estaba sucediendo: se trataba de los primeros pasos del hombre en el espacio, en particular el retrasado programa espacial tripulado de los Estados Unidos que comenzó en forma bastante conservadora. Los primeros vuelos, en este caso el primero, se tratarían de misiones suborbitales de quince minutos. Por lo tanto el equipamiento, en especial los trajes espaciales, no contemplaban la incorporación de sistemas de evacuación de residuos que si se implementarían en la etapa orbital del programa. No voy a relatar la escena naturalmente, pero se podrán imaginar. Inmediatamente pensé en el caso soviético-ruso: y me pareció totalmente razonable la conducta de los cosmonautas por dos tipos de razones: uno: algo similar a lo que les sucedió a los norteamericanos, es decir la no previsión de este tipo de situaciones en etapas iniciales del programa espacial. No necesito destacar las diferencias de los logros obtenidos, porque en definitiva un vuelo orbital de 1 hora y 48 minutos no es un vuelo suborbital...de 15 minutitos no?. Es decir me inclino a pensar que algo similar pasó con los cosmonautas del programa Vostok (¿ Gagarin ?): es razonable pensar que a pesar de la enorme infraestructura del Cosmódromo de Baikonur de camino a la rampa de lanzamiento no hubiera un baño a mitad de camino... La segunda razón tiene que ver con las tradiciones de largo arraigo que tienen los cosmonautas en momentos previos a su misión. Estas tradiciones son variadas y sin duda están motivadas por su origen histórico, y porque no, con su función como cábala. Es sabido que en la tradición de los cosmonautas se estila que la noche antes de la partida hacia el cosmódromo el cosmonauta no informe a su esposa de la misión. Sabido es que esto se inauguró con el histórico vuelo de Yuri Gagarin, y que la mencionada cábala sigue en pie hasta nuestros días. Por lo tanto no es sorprendente que una costumbre de este tipo se haya institucionalizado, siempre, claro está según nuestra fuente de EnglishRussia. Les dejo la escena de "The Right Stuff" que mencioné, honestamente uno de los momentos no sólo mas divertidos de la película, sinó aunque parezca extraño, de gran contenido dramático.

2 comentarios:

Daniel Marín dijo...

La tradición rusa de orinar antes del despegue es completamente verídica y forma parte de las supersticiones y rituales que debe superar toda tripulación antes de subirse a una Soyuz. Te recomiendo el documental "El Sol Blanco de Baikonur", donde se habla de estas tradiciones (en ruso):

http://tvroscosmos.ru/?page=bcb

Un saludo y enhorabuena por el blog. Sigue así.

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Daniel gracias por la información, por el vídeo y por tu comentario positivo hacia el blog. Viniendo de ti es todo un halago, muchísimas gracias!,


g.-

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics