miércoles, 3 de octubre de 2007

¿ Quién realmente ganó la carrera espacial ?

Tradicionalmente se considera que la llamada carrera espacial culminó en momentos en que los norteamericanos colocaron en la Luna a sus astronautas. La fecha recordada es el 24 de julio de 1969, significó entonces el "fin de la carrera espacial", o por lo menos de una de sus metas más significativas desde el punto de vista político. La gesta histórica pronto fue olvidada, basta recordar la excelente película "Apollo XIII", e inclusive los aspectos propiamente científicos e interesantes del inmenso programa "Apollo" sucumbieron ante los recortes presupuestales y las demandas bélicas de los EUA. Así entonces se cancelaron nuevos alunizajes, y además se comprometió la capacidad de los EUA de disponer de presencia permanente en la órbita terrestre, mediante las estaciones espaciales. Es precisamente este aspecto el que no es considerado a la hora de entender porqué, mucho tiempo después de la llegada de los norteamericanos a la Luna, la carrera siguió en juego, pero esta se desarrolló en forma muy distinta a la etapa lunar de la misma.
El llamado de JF Kennedy a poner un hombre en la Luna antes de que finalizara la década, fue el punto de partida de aceleración de la carrera espacial. Sin embargo, y a pesar de que como se supo posteriormente, los soviéticos se tomaron mucho mas enserio la carrera hacia la Luna de lo que inicialmente se supuso, había númerosos aspectos en los cuales se mantuvo esa "competencia" y que pautaron dos enfoques totalmente distintos de los proyectos espaciales, y obviamente, dos resultados completamente divergentes.
En 1971, dos años después de la llegada de USA a la Luna y en paralelo a las misiones lunares posteriores, los soviéticos colocaron el órbita la primer estación espacial, la Salyut I. Se puede afirmar en forma general, que desde esa fecha hasta hoy día la permanencia en el espacio ha sido permanente para URSS/Rusia.
El objetivo de establecer laboratorios circunterrestres permantemente habitados fue desde épocas muy pretéritas a la era espacial, pero especialmente al inicio de esta, un objetivo central para los EUA y la URSS. Formaba parte, entonces, de la agenda de construcción de ambos programas espaciales, y desde tempranas etapas de los mismos fueron objeto de estudios y desarrollos con diverso grado de avance. Por su lado los EUA lanzaron en 1973 el Skylab, su propio proyecto de estación espacial. Se trataba sin dudas de uno de los mayores satélites puestos en órbita, y fue de hecho mucho mayor en tamaño que todas las versiones de las estaciones Salyut soviéticas. Lamentablemente el proyecto de Skylab, y sus posibles continuaciones no fue desarrollado ni continuado por los EUA. Desde 1979, año en que se fue dada de baja la estación espacial, los norteamericanos carecen de permanencia y esperiencia en esta área fundamental de todo programa espacial.
Así entonces, la permanencia en el espacio en forma permanente, fue desde siempre uno de los objetivos fundamentales de los programas espaciales involucrados.
Los soviéticos, y posteriormente los rusos, han estado en forma permanente en el espacio desde hace mas de 35 años, y además han desarrollado una enorme acumulación de conocimiento, tecnologías y técnicas en todas las áreas involucradas en los vuelos de larga duración que los ha hecho no sólo imprescindibles, sino que durante estos últimos años, los únicos en sostener el proyecto de la estación espacial internacional luego del accidente del transbordador espacial Columbia en 2003.
La existencia de un progrma de largo aliento permitió obtener estaciones espaciales de tercera generación, de la cual la estación espacial MIR es la primera, especialmente diseñadas para la construcción modular y el recambio de partes enteras. A partir de 1976, cuando la Salyut 6, fue lanzada se inauguraba un nuevo concepto de estación espacial y de concebir las tareas orbitales: la existencia de dos puertos de atraque permitió el recambio permanente de tripulaciones, así como también ampliar y flexibilizar las posibilidades de trabajo de la estación. Esta innovación, en conjunto con los sistemas de aprovisionamiento automáticos Progress, permitió mantener permanentemente ocupada la estación espacial, recambiar tripulaciones, romper récords de permanencia, reavituallar la estación, y posibilitar el mantenimiento, reparación y sustitución de equipos.
Las innovaciones, los sistemas, conceptos y técnicas y conocimientos son actualmente la base de la actual ISS, y han sido desarrollados, en simultaneidad, y con posterioridad al "final" de la etapa mas visible y política de la llamada carrera espacial. Sin embargo esto permitió que la URSS/Rusia esté a la cabeza en materia de exploración espacial.

martes, 2 de octubre de 2007

50 años de la Era Espacial

El 4 de octubre de 1957 desde el Cosmódromo de Baikonur la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas lanzaba y colocaba en órbita al primer satélite artificial del mundo: el Sputnik I. El año elegido no era casual, se trataba del "Año Geofísico Internacional", el sorprendente lanzamiento tomó a todo el mundo por sorpresa y marcó por siempre a una generación, y a las siguientes.
La Era Espacial había comenzado, y lo había hecho en un contexto internacional signado por la pugna político-ideológica entre la URSS y los EUA, la llamada "guerra fría".

Todo acontecimiento relacionado con el avance científico-técnico era pues, interpretado en términos competitivos, ponderado deportivamente, se iniciaba entonces la llamada "carrera espacial".

Hoy día los acontecimientos espaciales ya casi no maravillan ni generan casi noticias en ningún lugar. Sin embargo los cambios en la vida real de millones de seres humanos han sido tan profundos, como inadvertidos. El pequeño y pionero Sputnik I, dio lugar a toda una serie de hermanos y primos, lejanos o cercanos, con diferentes tareas y cometidos. Satélites de comunicaciones, meteorológicos, de posicionamiento global, astronómicos, militares...en todas las áreas terrestres, estos aparatos que orbitan mas allá de 100 km de altitud han dejado su impronta y cambiado por completo nuestras vidas y nuestra percepción del mundo.
Habitualmente se relaciona, y por cierto se ha repetido hasta el cansancio, de lo que significa la exploración espacial desde el punto de vista tecnológico. Es un lugar ya demasiado común asociar esta actividad con la alta tecnología, que por cierto lo es, pero sin embargo se olvida muchas veces que los procesos de avance tecnológicos tienen dinámicas a veces muy complejas: el sistema original de lanzamiento del Sputnik I es, con algunas variantes de diverso tipo, el actualmente utilizado por Rusia en la exploración espacial, si bien no es el único.

Las soluciones tecnológicas exitosas, poco cambian cuando funcionan bien, y más aún en áreas de demanda intensiva de conocimientos.

El Lanzador Zemiorka, diseñado por Serguei Pavlovick Koroliov, fue en su momento, y lo sigue siendo una de las soluciones tecnológicas mas racionales y birllantes jamás realizadas. El índice de lanzamientos exitosos de estos sistemas es absolutamente inigualable, y tiene ya...50 años de estadística.

El 4 de octubre de 1957, desde un país pionero en construir una sociedad socialista, sus logros, bajo la bandera que sean, en el período histórico que sean, perdurarán para siempre, y marcan hoy día los destinos de todo el planeta tierra.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics