martes, 10 de septiembre de 2013

Espectacular reingreso del HTV-4 captado por un telescopio aficionado... desde la ISS


Ampliar.

 El espectacular destello captado el pasado 7 de setiembre no corresponde a un meteoro sino al carguero espacial automático japonés HTV4 Kounotori, mientras reingresa a la Tierra. Lanzado el pasado 3 de agosto es el segundo camión de la ISS en capacidad de carga: en total puede transportar hasta 6000 kg de carga útil. Además de reeabastecer a la Estación Espacial Internacional (ISS), el HTV4 transportó a KIROBO, el robot juguete de la ISS que tanto ha dado que hablar en estos días.

 El HTV4 transportó la i-Ball una esfera de unos 40 cm de diámetro y 15,5 km de masa, equipada con GPS, cámaras de video y sensores para la velocidad, la aceleración y la temperatura que servirán para estudiar el entorno destructivo de una reentrada atmósférica. La i-Ball posee un transponedor de radio, que posibilita su recuperación para el análisis de la información registrada. El Kounotori fue desenganchado de la ISS por el brazo robótico Canadarm2 el pasado sábado a las 0:07 UTC, y a la 1:37 realizó un encendido de sus motores para disminuir su altitud. El encendido final de cohetes, para desorbitar la nave, se realizó a las 6:11 UTC y el HTV4 realizó una reentrada sobre el Océano Pacífico tal como estaba previsto. Entre las 6:49 y 7:05 se produjo la fase destructiva de la reentrada. Los restos del HTV4 que se estrellaron en el Pacífico fueron mínimos y por cierto la i-Ball fue recuperada exitosamente.

 Además se registró el video de los últimos instantes del carguero espacial: 



  En lo que es personal me parece mucho más espectacular la imagen que el video, de todas maneras este no deja de ser un aspecto interesante de la vida de un carguero espacial. Anteriormente habíamos visto la maniobra de encendido de cohetes para elevar a la ISS, aspecto de la astronáutica extremadamente importante para lograr misiones de larga duración.

 Anteriormente el carguero europeo ATV-3 fue utilizado con el mismo propósito, e incluso generó una también muy espectacular y curiosa imagen, que por cierto ha sido opacada por la imagen aquí reproducida. Las imágenes fueron registradas por los astronautas y cosmonautas de la ISS, desde el módulo Cupola y registrado por el telescopio ISERV, básicamente un telescopio óptico de aficionados, que ha sido transportado a la ISS para que los cosmonautas no extrañen observar el cielo tal como lo hacemos los simples terrestres.

 Este es el fin de todos los cargueros automáticos que abastecen a la ISS: quemarse en la atmósfera en forma espectacular. Que nadie dude que la exploración espacial es fascinante hasta en las tareas más rutinarias y menos épicas.

 En Eureka se publican más detalles del fin de misión del HTV-4.

 Imagen vía: NASA2Explore.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics