miércoles, 11 de mayo de 2011

El satélite de Sadam Husein.-




El Al-Ta´ir, el satélite con el cual Sadam Husein iba a impresionar al mundo.


Finalmente, luego de la infame invasión de Irak a manos de los Estados Unidos y su coalición a finales de marzo de 2003, la comunidad internacional hace tiempo confirmó que ese país no tenía armas de destrucción masiva, ni capacidad para fabricarlas. Sin embargo, Irak tenía sus sorpresas escondidas y por cierto que no se trataba de ningún tipo de arma secreta, o de destrucción masiva. La noticia conocida hace poco es la existencia de proyectos espaciales bastante serios y por si fuera poco plenamente operativos.

 En efecto, en Irak bajo el régimen de Husein, se puso en práctica un programa para la construcción de satélites artificiales. Llegaron a terminarse dos modelos, que para sorpresa de los observadores internacionales se encuentran completos, intactos y tienen capacidad operativa. El prototipo de satélite se denomina Al-Ta´ir y significa pájaro en árabe, aunque también se designa así a la estrella más brillante de la costelación de "El Aguila". Aparentemene el término Al-Ta´ir se puede traducir como 'pájaro volador'.

 El satélite Al-Ta´ír era un concepto experimental para la realización de pruebas de comunicaciones y telemetría. No creo necesario destacar, que según las fuentes que informaron del Al-Ta´ir, el sistema no estaba orientado a aplicación militar alguna. 

 Según Sarmad D. S. Dawood del Directorio de Tecnología Espacial, adjunto al Ministerio de Ciencia y Tecnología, las actividades para crear al primer satélite iraquí comenzaron en 1988 y se desarrollaron hasta 1990. Se había dispuesto un programa específico, enmarcado en un Consejo de Investigación Científica, y creado un centro de tecnología espacial. La iniciativa derivó en la construcción de estos satélites gemelos, y si no fuera por los conflictos bélicos que azotaron Irak desde 1990 hasta la fecha, los mismos podrían haber sido puestos en órbita tal como se esperaba que sucediera.


Imagen actual de uno de los satélites.


   El Al-Ta´ir es un satélite octagonal, de 47 cm de altura, y con un radio de 74 cm. La masa era de unos 75 kg, estaba equipado con 7 paneles solares y su interior estaba dividido en cuatro módulos que contenían toda la carga de pago, la electrónica y las baterías. El satélite dispone de un sistema de procesamiento de datos, sistemas de comunicación en VHF y UHF para la telemetría, comando del satélite, la transmisión de radio y un sistema de control de altitud. El control de temperatura era pasivo, combinando superficies oscuras y claras, que mediante la rotación en el eje vertical del satélite alternarían la exposición a la radiación solar directa.

 El control de actitud se confiaba a una técnica desarrollada por los satélites militares norteamericanos a principios de los 60. Consistía en una serie de sensores magnéticos colocados en la parte superior e inferior del satélite, que sensibles al campo magnético terrestre, sirven de referencia para mantener la actitud correcta.

Los satélites estaban pensados para ser lanzados mediante el cohete europeo Ariane 4, aspecto que se truncó debido al conflicto de 1990. La geopolítica dejó en tierra a estos satélites gemelos. Sin embargo hay evidencia de que Irak planease enviar por sus propios medios a estos satélites mediante un lanzador nativo, el cohete Al Abid. Este sistema fue probado en su primera etapa en 1989, y realizó un vuelo de unos 230 kilómetros. El Al Abid no había sido equipado con etapas superiores, y su desarrollo no se continuó.

 El organismo de las Naciones Unidas, UNMOVIC: United Nations Monitoring, Verification and Inspection Commission, accedió en 1995 a documentos iraquíes sobre el programa de cohetes y de acuerdo a esa información el desarrolo del Al Abid data de 1988. La desición de iniciar el desarrollo de un lanzador propio se produjo luego de que el gobierno de Francia negara la posibilidad de utilizar el Ariane para lanzar los satélites iraquíes. Sin dudas se trata de un buen ejemplo de mal uso de los recursos espaciales en base a desiciones políticas.


Detalles internos del Al-Ta´ir.

 Así entonces el desarrollo del vector iraquí contemplaba un sistema capaz de colocar una carga útil de entre 100 y 300 kg a una altitud de 200-500 kilómetros. Según los documentos de la UNMOVIC inicialmente el desarrollo estaba pensado para colocar unos 50 kg en órbita. Los diseños de la tercera etapa planeada para dotar al Al Abid, de unos 1,25 metros de diámetro, eran coherentes con las dimensiones del Al-Ta´ir. En diciembre de 1989 la segunda y tercer etapa del sistema estaban listas para las primeras pruebas en tierra.

 La invasión de Irak a Kuwait a finales de 1990 y la guerra posterior hicieron imposible el desarrollo del sistema de lanzamiento. Sin embargo, entre 1991 y 2003 los ingenieros iraquíes continuaron el desarrollo de su programa espacial, aunque con recursos extremadamente limitados. Según la UNMOVIC se realizaron numerosas simulaciones, con equipos y software desarrollados por Irak, aspecto que se puede interpretar como importantes avances en la materia. Definitivamente el incipiente y prometedor programa espacial iraquí se canceló en 2003 ante la invasión de este pais por los Estados Unidos y los países aliados.

 Lo que resulta sorprendente es que estos dos satélites han sobrevivido en estado operativo a esta serie de conflictos bélicos y al caos generado por la invasión del país. La suerte sufrida por la población de Irak ha sido muy otra, y  la tragedia sufrida jamás podrá compararse con el abortado plan espacial

 Sin dudas hubiese sido muy otra la historia del pograma espacial iraquí si este hubiese podido contar con la colaboración de otras naciones. El desarrollo de la exploración espacial con fines pacíficos es un derecho que todos los estados tienen y que debe ser garantizado por la comunidad internacional.




 Artículo elaborado en base a The Space Review, fuente donde provienen las imágenes utilizadas en el post.




2 comentarios:

Carlo dijo...

Muy interesante, Gabriel! Me gusta conocer sobre programas espaciales de los cuales nunca se habla nada.
Un saludo!

Gabriel Garcia Sagario dijo...

Gracias Carlo, es tremendamente interesante la noticia. No sólo por tratarse de un programa espacial aparentemente serio, sino por cierto, por las implicancias políticas que Irak tuvo.

Es una infamia que las cosas quedaran así.

Saludos!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics