domingo, 26 de octubre de 2008

La Luna no es Hiperión.







 En el último post de Daniel Marín se menciona el caso de uno de los satélites de Saturno más estudiados e interesantes del Sistema Solar: Hyperión. Este satélite posee una frecuencia de rotación y una orientación de su eje que presentan grandes variaciones en tiempos relativamente cortos. Esto se debe a su forma irregular (un tamaño aproximado de 190 x 145 x 114 km) y a su órbita entorno a Saturno altamente excéntrica.
En determinadas circunstancias sería muy difícil, sino imposible, predecir la trayectoria de un cuerpo celeste desde la superficie del mencionado satélite.
 Sin embargo otro tipo de fenómenos orbitales que se observan en distintos planetas y regiones del sistema solar no están asociados a comportamientos no lineales como el de Hyperión, sino todo lo contrario.
Este es el caso de la Luna, o quizá nunca mejor dicho en este caso, el sistema Tierra-Luna. Los estudios acerca de la oblicuidad de la Tierra , es decir el ángulo que forma el ecuador con respecto a la eclíptica nos indican la determinación que la Luna ejerce sobre el mismo. La atracción gravitacional de la Luna sobre la Tierra estabiliza la oblicuidad y la mantiene en parámetros no lineales.
 Si esto no ocurriera la variación de la oblicuidad sería caótica, y mayor a los 20º lo que determinaría la imposibilidad de existencia de vida en la Tierra, tal como la conocemos hoy día. Este tipo de comportamientos orbitales determinaría variaciones de la insolación de más del 25%, parámetro totalmente incompatible con el rango de temperaturas que facilitaron, y aun lo hacen, el surgimiento de seres vivos en nuestro planeta.
 Esta "relación" entre nuestro planeta y su principal satélite es bastante particular y casi excepcional. Desde el punto de vista de la investigación en exobiología es un parámetro a tener en cuenta a la hora de poder determinar la plausibilidad de la existencia de formas de vida en otros sistemas solares conocidos.
Es interesante reflexionar sobre estos temas, ya que habitualmente y con razón, asociamos a la vida en la Tierra a la radiación solar y por lo tanto al Sol, es decir poco esperábamos de la Luna en este sentido. Sin embargo la existencia de la misma en las condiciones orbitales actuales es un factor determinante de la habitabilidad de la Tierra.



viernes, 24 de octubre de 2008

Pudo Haber Sido Peor...

Para estos chachitos del experimento Priscila, a finales de los 50...comparado con el experimento Argus. Sin dudas, otros títulos para esta entrada son posibles, pero no necesariamente deseables: -¡ listo el asadito!. -¡ un aplauso para el asador ! - che, el lechón es mejor comerlo frío. y todo ese tipo de comentarios más propios de un asado que de un experimeto.

lunes, 20 de octubre de 2008

El Experimento Argus.



 El título de este post debería haber sido un poco más creativo. Pero realmente el asombroso ante lo que expondré no me lo permite. Ustedes juzgarán: Revolviendo en el baúl de los recuerdos me encuentro con un trabajito publicado en 1960, titulado "Experimento Argus". Se trataba de un experimento, creo que de alguna manera habría que denominarlo, que consistía en inyectar en el campo magnético terrestre electrones relativistas. ¿ Cómo realizar esto se preguntarán ustedes ?.

 La respuesta encontrada por N. C. Christofilos fue la de detonar en la alta atmósfera bombas nucleares lanzadas mediante cohetes. En el mencionado trabajo, publicado en "The Exploration of Space", se brindan algunos detalles de este insólito experimento, los suficientes para intentar ampliar, internet mediante, los datos disponibles. Sin embargo he constatado que no existe mucha información relevante al respecto. Lo mencionado hasta ahora bastaría para superar toda forma posible de sorpresa, sin embargo, estudiando los detalles del mencionado experimento se encuentran mayores aspectos de interés.

 Christofilos estaba interesado en el comportamiento de electrones confinados en campos magnéticos y piensa en estudiar el comportamiento de los mismos en al ser atrapados en el campo magnético terrestre. Hay que tener en cuenta el contexto histórico, el experimento se realizó los días 27 y 30 de abril y 6 de setiembre de 1958, en el Atlántico Sur. El contexto histórico lo dice todo, a pocos meses del lanzamiento por parte de la URSS del Sputnik I, los EUA debían avanzar en la carrera espacial y especialmente, reportar logros.

 Las respuestas institucionales fueron variadas, y realmente merecen un detallado estudio, sin embargo, es de destacar la creación del programa ARPA, Advanced Research Proyects Agency. La mencionada Agencia, luego constituida en la DARPA, financiaría el mencionado experimento, ya que fue creada especialmente para ese tipo de aspectos:

DARPA’s original mission, established in 1958, was to prevent technological surprise like the launch of Sputnik, which signaled that the Soviets had beaten the U.S. into space. The mission statement has evolved over time. Today, DARPA’s mission is still to prevent technological surprise to the US, but also to create technological surprise for our enemies

 Es decir ARPA es una respuesta institucional de alta tecnología a los intereses de los Estados Unidos para con la llamada Guerra Fría. Se explica por profundo temor por parte de los EUA ante los avances tecnológicos soviéticos. Deacuerdo con el trabajo de Christofilos, el proyecto Argus demoró en ser realizado en tan sólo cuatro meses, todo un récord mundial, si es que tiene sentido rankear este tipo de actividades. El propio autor se vanagloria de eso precisamente: "(...) this is a remarkable achievement in organization (...)".

  Esto de por sí es extremadamente relevante, la ARPA se concibió para ese tipo de experimentos y en cierto sentido es un ejemplo de ejecutividad, horizontalidad institucional, autonomía y por cierto disponibilidad de recursos. Sin embargo no todo tiene su componente político, gracias al lanzamiento del primer satélite de los EUA, el Explorer I, se descubría el llamado cinturón de radiación de Van Allen. Los recientes e inesperados descubrimientos científicos requerían de mas investigación, por lo tanto determinar el origen del mencionado cinturón era un aspecto de primer orden.
 El proyecto ARPA también fue una oportuniodad de oro para que científicos con pocos escrúpulos éticos realizaran diversas investigaciones, en definitiva el Experimento Argus tenía objetivos científicos que se pueden resumir en lo siguiente:
  • Mapeo experimental y completo del Campo Magnético Terrestre
  • Estudiar el origen del cinturón de radiación de Van Allen.
  • Calibración del Explorer IV.
La explosión de las bombas nucleares se realizó, quizá para mayor asombro de nosotros, en pleno Atlántico Sur. Las coordenadas de las tres detonaciones son: 38º S, 12º W; 50º S, 8º W; 50º S, 10º W. Las dos primeras coordenadas coinciden con las cercanías de las islas Tristán Da Cunha, territorio que tiene el dudoso mérito de pertenecer todavía al imperio británico.

 Los lanzamientos se realizaron desde el buque USS Norton Sound. La justificación para tal ubicación es, según el autor y los datos disponibles en ese momento, un nodo de baja intensidad del campo magnético terrestre, que permitía, mediante la inyección de los electrones provenientes de la desintegración del uranio, estudiar la dinámica de los mismos y plotear el cinturón de radiación. Los mencionados puntos se conocen como puntos espejo.

 Inyectando los electrones en estos puntos se esperaba tener una difusión de los mismos a nivel global. La vida media de estos electrones se calculó teóricamente en un poco menos de 3 días.
 Como resultado de las detonaciones nucleares obsevaron auroras artificiales, en lo que sin dudas se trató del primer experimento de alcance global, y de escala planetaria jamás realizado.
 Sin embargo el efecto de las auroras artificiales se extendió durante dos semanas. Las investigaciones estaban motivadas para desarrollar sistemas de comunicaciones de alta frecuencia para la recién nacida flota de submarinos nucleares norteamericanos.
Me pregunto si en estos días un experimento de este estilo se puede realizar. Afortunadamente, creo que no.  No dejo de sorprenderme de los datos de este, hasta hoy, desconocido experimento. Especialmente la prontitud entre su concepción y su puesta en marcha.

La fuente de este post es: "The Exploration of Space", A Symposium on Space Physics, New York : Macmillam, 1959.









lunes, 13 de octubre de 2008

Los logros científicos y los logros políticos.









  La carrera hacia la Luna por parte de soviéticos y norteamericanos estuvo enmarcada por numerosos jalones técnicos y también políticos. Sus logros y objetivos, y más en general, su derrotero estuvieron pautados por esta lógica dual. Tecnología y lucha ideológica se potenciaban mutuamente y eran funcionales entre si: un logro en el aspecto técnico era sinónimo de superioridad ideológica, y esta última era premisa, o la última explicación, para un nuevo récord o hazaña espacial.
  
Si aceptamos como válida la lucha ideológica entre los dos bandos, no nos va a ser difícil entender esta lógica dual, más allá de compartirla, y más allá inclusive de nuestro posicionamiento ideológico. Para bien, o para mal, eso marcó la tónica de aquellos años y de aquellos logros.

  En un anterior post me refería a aspectos generales y polémicos sobre el tema de quién había ganado la llamada "carrera espacial" en una perspectiva post-Apollo 11. El aspecto específico de la carrera tripulada hacia la Luna no merece mayores comentarios, el logro de tal hazaña es un mérito de toda la humanidad, los Estados Unidos cumplieron sobradamente con el programa Apollo.

  Los aspectos estrictamente científico-técnicos de la carrera hacia la Luna, considerando todas las variantes posibles, merecen también un análisis particular que espero poder realizar más adelante. Sin embargo en esta ocasión quiero rememorar un evento que puede enmarcarse en un logro para ambos tipos de perspectiva: un logro científico técnico relevante y un logro político.

  Tan sólo tres años antes del primer alunizaje tripulado, la carrera hacia la Luna estaba en pleno apogeo, y nadie podía prever lo que ocurriría. En 1966 no existían todavía las naves tripuladas que se convertirían en caballos de batalla para Soviéticos y Norteamericanos, la Soyuz y la Apollo, respectivamente. La situación era realmente muy precaria: no había experiencia orbital lunar. 

 Orbitar la Luna era parte de los requisitos técnicos para poder abordar la etapa tripulada de su exploración. Se necesitaba experiencia técnica en el dominio de la maniobra orbital lunar y se requerían todo tipo de estudios del entorno orbital. Por cierto era necesario también el relevo topográfico detallado de la superficie lunar para poder determinar los lugares de alunizaje. Parafraseando la manía de inventar carreras, la correspondiente a la carrera lunar orbital estaba en ese año al rojo vivo.

  Los soviéticos estaban probando el nuevo diseño de sus naves Luna, que disponían de un esquema técnico normalizado y diseñado para llevar cargas de pago especializadas a la Luna. Desde el punto de vista técnico la puesta en órbita lunar requiere de menos combustible para adquirir la velocidad adecuada para orbitar. El Luna 9, lanzado el 31 de enero de 1966 había conseguido el primer alunizaje no tripulado en la Luna.
  La hora para la primera nave orbitando la Luna, y orbitando el primer cuerpo celeste, llegaría el 31 de marzo de 1966: la Luna 10 entraría en órbita lunar. Los logros técnicos soviéticos realmente deslumbraban por su éxito y audacia.

 ¿Qué mejor que agregar al éxito técnico, un poco de ideología ? La respuesta a eso se puede escuchar aquí. Se trata de la transmisión desde la órbita lunar de La Internacional. La ocasión no fue nada casual, sino que coincidió con el pleno del XXIV Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética.
No hay mejor logro que el que une a los políticos con los diseñadores espaciales, sin duda.

En el siguiente video hay una breve escena del mencionado Congreso. El video contiene varias escenas, pero lo interesante es concentrarse en el breve tramo del mencionado evento político.










jueves, 9 de octubre de 2008

Así mueren los Héroes

 



El 23 de abril de 1967 se lanzaba la Soyuz I. Esta nave, era el tercer modelo de nave tripulada soviética, desarrollada luego de las series Vostock y Voskhod. Las primeras series estuvieron asociadas a los primeros logros espaciales de la humanidad, el primer hombre en el espacio, Yuri Gagarin, la primera mujer en el espacio, Valentina Tereshkova y el primer paseo espacial, Alexei Leonov tripularon e hicieron historia en las primeras, pero también poco sofisticadas naves.

La Soyuz representaba un paso adelante en la mejora de los vuelos tripulados. Conceptualmente avanzada, disponía de un módulo orbital que permitía jerarquizar las tareas a realizar en la órbita terrestre mediante la posibilidad de portar diversos equipos, dotar de espacio adicional para la habitabilidad de los cosmonautas y posibilitar las tareas de acoplamiento orbital. Un excelente desarrollo técnico de la nave Soyuz se encuentra en el blog Eureka

 El contexto político de la carrera espacial estaba en su momento más álgido, los EUA avanzaban hacia sus planes de colocar un astronauta en la Luna y los soviéticos corrían de atrás en este objetivo. Es importante destacar que al poco tiempo, en diciembre de 1968 se producía el histórico vuelo de la Apollo 8, el primer viaje tripulado hacia otro cuerpo celeste El lanzamiento de la Soyuz I estuvo sin dudas exigido por las condiciones políticas imperantes.

 La Soyuz y su correspondiente lanzador no son capaces de alcanzar la Luna, asimismo sin embargo la nueva nave debía jugar un rol central en el programa lunar tripulado de la Unión Soviética, y por cierto en el futuro desarrollo de las misiones tripuladas terrestres. La importancia capital de las nuevas naves estaba dada en sus nuevas funciones orbitales: la posibilidad de acoplamiento en órbita con otras naves, procedimiento absolutamente indispensable para llegar a la luna y colocar en órbita terrestre estaciones espaciales. Desde ese punto de vista las semejanzas técnicas entre el programa soviético y el programa nortemericano son coincidentes. Los norteamericanos ya tenían su caballo de batalla, la nave Apollo, cuya primera prueba generó las primeras víctimas en la carrera espacial.

  Así entonces se lanzó el 24 de abril de 1967 la nave Soyuz I, tripulada por el experimentado cosmonauta Vladimir Komarov. El 12 de octubre de 1964 tripuló la nave Voskhod I, en lo que fué el primer lanzamiento colectivo de astronautas de la historia. Estábamos ante todo un Héroe. El vuelo de la Soyuz I estuvo plagado de incidentes desde la entrada en órbita como consecuencia de no haber realizado un lanzamiento no tripulado de esta nave, tal como había sucedido en las series de naves anteriores.
 En particular existieron diversos problemas de orientación de la nave en órbita. Komarov debió maniobrar la nave en forma manual de manera de poder garantizar una reentrada exitosa. La misión se debió acortar en su duración planificada y se ordenó el reingreso. Entre la larga serie de problemas sufridos se destaca el consumo total del combustible del módulo de reingreso como consecuencia de la maniobra manual de Komarov. El reingreso había sido exitoso, pero consumió la totalidad del combustible abordo. Como consecuencia el módulo de reingreso de la Soyuz no disponía de capacidad de maniobra, realizando un reingreso en trayectoria balística.
 El módulo de alojamiento del paracaídas principal sufrió un recalentamiento que impidió su despliegue en el momento indicado. El accionamiento del paracaídas de emergencia no logró desplegarse, como consecuencia la nave se estreyó, muriendo en el acto Komarov. Numerosas versiones han circulado desde entonces acerca de sus últimos instantes. Los rumores negativos están a la hora del día para denigrar no sólo a Komarov y al programa espacial soviético, sino a la URSS. No podemos pensar si quiera en esos momentos límite en la vida de una persona, Komarov era ante todo un cosmonauta entrenado y experimentado, militar de profesión, y Héroe de la Unión Soviética. Una emoción muy fuerte me ha causado el encontrarme con un registro editado de sus últimas palabras, el cual quiero que escuchen. No fueron palabras cobardes, ni de miedo...
Así es como mueren los Héroes. Nota: una extenso y completo análisis del vuelo de la Soyuz I se encuentra disponible aquí.


   





  

martes, 7 de octubre de 2008

De Visita al Cardiólogo a 350 km de altura.




He aquí un documento realmente interesante. Navegando en la excelente web de Sven Grahn me encontré con una perlita realmente de colección.
Se trata de una señal de electrocardiograma captada el 11 de mayo de 1979 enviada desde la Estación Espacial Salyut 6. Recibida en un canal de FM de 121.75 MHz, captada desde Estados Unidos y Suecia se encontró que tenía un ritmo de 60 pulsaciones por minuto, lo que evidentemente correspondía a un ECC. El audio se puede bajar aquí y la imagen corresponde con el análisis de la señal.
El registro corresponde al cosmonauta Valeri Ryumin. Hombre récord del espacio quien llegó a acumular mas de 360 días en órbita. La grabación corresponde a la estadía en el complejo Salyut 6-Soyuz 35.
Una breve nota de la Agencia de noticias TASS informaba que:


"...hoy los cosmonautas también están trabajando con la documentación a bordo y hacen ejercicios físicos en el veloergómetro. Según los resultados de los estudios médicos, Vladimir Lyakhov y Valery Ryumin están en buen estado de salud. La frecuencia del pulso del Comandante de vuelo (Ryumin NdeR) es de 65 latidos por minuto y la del ingeniero de vuelo es de 62 latidos. Sus presiones sanguínea son de 130- 65 y 130-70 mm respectivamente..."

Nosotros, los simples terrestres deberemos conformarnos con tan sólo...ir al médico de vez en cuando.

lunes, 6 de octubre de 2008

Bueno, ¡ llegaré a la órbita terrestre!.

No creo que yo llegue a estar en órbita, pero si mi nombre, y de todo aquel que así lo quiera. La NASA planea lanzar la misión Glory en junio de 2009. Se trata de un satélite de 545 kg, que orbitará a la tierra a 700 km de altura y que tendrá como objetivos de su misión el obtener información sobre la radiación solar incidente sobre la tierra y el efecto de diverso tipo de aerosoles en la atmósfera terrestre. Se trata de una misión que tiene como objetivo recolectar información sobre el efecto a largo plazo de la radiación solar en la atmósfera terrestre y los efectos de diversos tipos de componentes atmosféricos, naturales y artificiales, en su absorción. Es sin duda una misión pensada para el futuro de la humanidad. Lo realmente novedoso, o quizá novelero, en este nuevo emprendimiento de la NASA es la posibilidad de que nuestro nombre sea enviado en el satélite y que pueda orbitar la tierra, en el período en el cual la misión estará en marcha, aproximadamente 5 años. ¿ Cómo hacerlo ?, muy simple, mediante el acceso a la web de la misión o haciendo click aquí se accede a la web de inscripción. La misma es muy rápida y fácil de realizar, y luego de ingresado y cumplidos los requisitos la NASA otorga y envía por email un certificado que acredita la participación en la misión Glory. Como se dice: para regalarse y regalar. Y para terminar la novelería se puede acceder al grupo de la misión en Facebook.

sábado, 4 de octubre de 2008

¡ Me sumo al recuerdo !

Tiene toda la razón Daniel Marín acerca de no olvidar el 51 Aniversario del Nacimiento de la Era Espacial. Recordar las fechas redondas está bien, pero todos sabemos que las que no lo son tienen un extraño encanto...

Un Universo realmente imposible.


En 1999 se celebró el centenario de Jorge Luis Borges. Numerosos trabajos, publicaciones y eventos se sucederieron para recordar al genial escritor. En particular me quiero refererir a una interésantísima publicación editada por EUDEBA: "Borges y la Ciencia". El libro es muy recomendable y sorprendentemente rico en reflexiones motivadas por científicos de diversas áreas acerca de la vasta obra de JLB y su relación-motivación con la ciencia.
No pretendo comentar una obra tan variada y densa, pero si llamar la atención sobre un breve trabajo que siempre me fascinó. Por otro lado tampoco deseo referirme a las relaciones siempre polémicas entre ciertos trabajos y opiniones de JLB y determinadas disciplinas científicas.
Es muy probable que en Borges encontremos un claro antecesor o precursor de pensador postmoderno en el sentido dado por Sokal y Brickmont en Imposturas Intelectuales. Esto, que es una muy apurada conjetura de mi cosecha, no debe relegar el hecho de que para muchos autores que si militan en las filas del postmodernismo JLB es un autor de referencia. Aunque probablemente para los cultores del pensamiento frágil esta última frase no sólo no tenga sentido, sino tampoco razón de ser.
En el mismo hay un artículo de Leonardo Moledo llamado "La Biblioteca de Babel", título homónimo al célebre escrito de JLB "La Biblioteca de Babel":

El universo (que otros llaman la Biblioteca) se compone de un número indefinido, y tal vez infinito, de galerías hexagonales, con vastos pozos de ventilación en el medio, cercados por barandas bajísimas.

Moledo se pregunta con toda razón "cúal es el tamaño de la biblioteca", y por cierto, ensaya una respuesta más que interesante. El procedimiento es, gracias a la matemática, muy simple y recreativo. Me pregunto porqué en escuelas y liceos no se piensa en cómo enseñar matemática y literatura mediante ejemplos y métodos similares a los planteados por Moledo. Pero eso es otra historia.

Los datos del problema vienen dados por el propio JLB:

 las galerías hexagonales contienen 5 anaqueles por cada muro, en el que caben 32 libros de igual tamaño. Cada libro contiene 410 páginas que a su vez contienen 40 renglones en las que caben 80 caracteres. En cada uno de estos entran los 25 símbolos ortográficos de nuestro (o el que sea) alfabeto.

Por lo tanto, en cada libro existen 1.312.000 espacios para introducir los 25 caracteres del alfabeto. Esto significa 25^1312000 posibles libros, a ser almacenados en la Biblioteca. Como sabemos por cuento de Borges en esta Biblioteca se almacenan todos los libros escritos, o por escribir, o por descubrir, en todos los idiomas. Todos los posibles.
Moledo recurre a la comparación para fijar ideas, único salvavidas posible en este océano imposible pero desolador:

aproximadamente 1.10^100 es el número de átomos posibles en el universo. Ahora si podríamos decir que los números hablan por si solos. Bloggeando por ahí me encuentro que en Gaussianos se calcula el número de videos almacenados en Youtube: 7,4.10^19

La siguiente interrogante planteada por Moledo refiere al tamaño de esa Biblioteca. En este caso recurrimos a suposiciones razonables sobre el tamaño de los libros almacenados en los anaqueles, supone Moledo las siguientes dimenciones (en cm.): 22 x 13 x 7. Lo que nos da un volumen de 2002 cm cúbicos.
El resultado obtenido por Moledo nos aproxima a un radio de 1.10^7203...años luz. Nuevamente comparemos este tipo de distancias, para fijar ideas, o simplemente para quedarnos un poco pensativos: 1.10^10 es la distancia al cuásar mas cercano a la tierra conocido.
El desconcierto arrecia cuando de acuerdo a las estimaciones actuales, tal universo (Biblioteca) no podría existir.






jueves, 2 de octubre de 2008

51 + 1, feliz cumple Zemiorka.

Bueno este breve pero intenso comentario refiere a que hace un año que existe Zemiorka. Todo comenzó en los prolegómenos del 50 Aniversario de la Era Espacial, en esas fechas tomé conciencia real de lo útil e interesante de bloggear, especialmente para quienes escribimos. Sin embargo no tengo la intención de hacer muy autorreferente este blog, está lleno de ese tipo de publicaciones. Pretendo fijar algunas ideas, militantes alguna de ellas como se podrán dar cuenta, y eventualmente aportar algo en este conjunto amplio de temáticas. No he publicado regularmente, reconozco que al principio fue algo bastante visceral, "había que hacer algo" por el 50 Aniversario, y punto. Sin embargo esto se volvió interesante, a pesar de que no tengo todo el tiempo que quisiera para poder realizar un blog con contenido de calidad. Tampoco los recursos materiales, no me refiero a monetarios: en algunos casos he pensado en generar algún contenido con materiales sobre los cuales no existen recursos en internet. De todas maneras me interesa poder seguir adelante. A esta altura este posteo se convirtió en casi un editorial, cosa que no quiero hacer. Por eso mismo entonces les mando un saludo a mis potenciales lectores y si bien no prometo nada....no se pierdan el próximo post.

miércoles, 1 de octubre de 2008

La vía china al ...espacio.

Sencillamente estoy fascinado con el progreso del programa espacial chino, y especialmente con su último logro: el lanzamiento de la Shenzhou VII y la primera caminata espacial con sus propios medios. Para mi que nací en 1976 y que desde que tengo uso de la razón siempre me fascinó la exploración espacial asistir a los avances del programa espacial chino es como una especie de curso intensivo. En muy poco tiempo lograron recorrer todo el camino que en su momento y hace mucho mucho tiempo lo hicieran la URSS y los EUA. Por lo menos esto es cierto en lo relacionado a la exploración espacial tripulada ya que el primer lanzamiento espacial de China se realizó el 24 de abril de 1970, y si bien los planes para realizar vuelos tripulados data de esa época, recién en 2003 se lanza la Shenzhou V con el primer astronauta chino abordo: Yang Liwei . Hasta el número de tripulantes por cada nave "recapitula" la historia de los primeros vuelos, claro que en plena época de internet y con una mayor cantidad y calidad de información disponible. De esta manera China se convertía con derecho propio en la tercera nación que envía por sus propios medios a un hombre al espacio. Lo de "sus propios medios" es relativo y si bien no quiero menospreciar el logro de China quisiera si realizar estos comentarios: dede sus inicios a mediados de la década de 1950, el programa espacial chino recibió un impulso y apoyo expreso de la URSS. Luego ese apoyo se retira bruscamente como consecuencia de la crisis Chino-Soviética y dede entonces se puede afirmar que los chinos contaron exclusivamente con sus propios recursos para seguir su programa. Los retrasos fueron muy importantes, pero sin embargo la dependencia tecnológica generada y el compromiso que implicaban las opciones tecnicas realizadas determinaron una similitud nada casual. La nave tripulada Shenzou es escencialmente una copia de la Soyuz, así como también sus trajes espaciales. Daniel Marín destaca en su excelente cobertura del primer paseo espacial chino, que, como siempre sucede en la épica del cosmos, uno de los dos astronautas se llevaría la gloria del paseo espacial: Zhai Zhigang quien es precisamente el que llevaba "puesto" el traje espacial de origen chino, ya que su colega Liu Boming llevaba un modelo ruso... Por lo demás he cribado lo suficiente este posteo con los enlaces del Blog de Daniel Marín, quien por cierto realiza una vez más una cobertura increíble de este hecho histórico. El vídeo tiene la internacional china (?¿) en versión rockeada (¡!), no se lo pierdan.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics