jueves, 25 de septiembre de 2008

Antes de arrancar...una meadita

La imagen de la foto la encontré en el excelente blog EnglishRussia. En el mencionado blog no se establecen más datos de cuando fue tomada la foto, ni de quienes son los cosmonautas que se toman el necesario alivio antes del vuelo. Sin embargo menciona que la foto es reciente, y que probablemente responda a una tradición bastante vieja. De hecho es muy probable que remita a los primeros tiempos de la exploración espacial. Esto inmediatamente me sugirió una probable hipótesis de este comportamiento aparentemente tan incompatible con una actividad asociada a la alta tecnología como lo es la exploración espacial. Inmediatamente recordé la escena de la película The Right Suff en la que Alan Shepard (Scott Glenn) solicita orinarse en su traje espacial. La escena de la película es bastante elocuente de lo que estaba sucediendo: se trataba de los primeros pasos del hombre en el espacio, en particular el retrasado programa espacial tripulado de los Estados Unidos que comenzó en forma bastante conservadora. Los primeros vuelos, en este caso el primero, se tratarían de misiones suborbitales de quince minutos. Por lo tanto el equipamiento, en especial los trajes espaciales, no contemplaban la incorporación de sistemas de evacuación de residuos que si se implementarían en la etapa orbital del programa. No voy a relatar la escena naturalmente, pero se podrán imaginar. Inmediatamente pensé en el caso soviético-ruso: y me pareció totalmente razonable la conducta de los cosmonautas por dos tipos de razones: uno: algo similar a lo que les sucedió a los norteamericanos, es decir la no previsión de este tipo de situaciones en etapas iniciales del programa espacial. No necesito destacar las diferencias de los logros obtenidos, porque en definitiva un vuelo orbital de 1 hora y 48 minutos no es un vuelo suborbital...de 15 minutitos no?. Es decir me inclino a pensar que algo similar pasó con los cosmonautas del programa Vostok (¿ Gagarin ?): es razonable pensar que a pesar de la enorme infraestructura del Cosmódromo de Baikonur de camino a la rampa de lanzamiento no hubiera un baño a mitad de camino... La segunda razón tiene que ver con las tradiciones de largo arraigo que tienen los cosmonautas en momentos previos a su misión. Estas tradiciones son variadas y sin duda están motivadas por su origen histórico, y porque no, con su función como cábala. Es sabido que en la tradición de los cosmonautas se estila que la noche antes de la partida hacia el cosmódromo el cosmonauta no informe a su esposa de la misión. Sabido es que esto se inauguró con el histórico vuelo de Yuri Gagarin, y que la mencionada cábala sigue en pie hasta nuestros días. Por lo tanto no es sorprendente que una costumbre de este tipo se haya institucionalizado, siempre, claro está según nuestra fuente de EnglishRussia. Les dejo la escena de "The Right Stuff" que mencioné, honestamente uno de los momentos no sólo mas divertidos de la película, sinó aunque parezca extraño, de gran contenido dramático.

jueves, 18 de septiembre de 2008

¡ Esto es Progress !, treinta años de servicio

En mi último posteo decía algunas cosas sobre el carguero espacial Progress. Me quedé pensando, no sólo en lo rutinario en que se han convertido las actividades espaciales, sino también en la poca atención que despiertan las misiones. Esto quizá no es nuevo, se ha repetido varias veces desde que los soviéticos y rusos comenzaron su programa de estaciones espaciales, y desde que los norteamericanos comenzaron a utilizar el Shuttle.

 Es natural que se integre con total rutina a nuestra vida, sin embargo lo cotidiano en nuestras vidas esta cada vez más influenciado por los resultados de la exploración y explotación de los recursos espaciales. Entonces me puse a buscar, por cierto no en Wikipedia, y encontré que efectivamente el sistema de carga Progress tiene ya 30 años de servicio. Todo un récord, toda una vida. El primer lanzamiento del sistema Progress se realizó el 20 de enero de 1978, y el reingreso de la nave se produjo un 8 de febrero. Ni que decir que la misión resultó completamente exitosa. Progress y la estación espacial Salyut 6 conformaron la clave para lograr la permanencia del hombre en el espacio.

La estación Slayut 6 era una estación de segunda generación, recogía las experiencias de las misiones anteriores. Disponía de dos puertos de acoplamiento que permitían atracar dos naves Soyuz, o una Soyuz y un Progress. El uso del transbordador ha sido por cierto inteligente, no sólo es un transporte de carga, combustible, aire, agua y alimentos: cumple tareas de remolcador espacial, ya que la activación de sus motores cuando está acoplado a la estación espacial permite corregir y recuperar altura orbital. Este proceso se hizo rutina también y permitió prolongar la vida útil de las estaciones espaciales. Por último el Progress es el basurero del espacio, una vez descargado se procede a llenarlo de desperdicios y material descartable, que se quema junto con el transbordador al reingreso de la atmósfera.

Toda una bestia de carga el Progress, haciendo su tarea no sólo en forma automática, sino con absoluta eficiencia. Reconozco que me ha estado cayendo cada vez más simpático el Progress, representa una solución tecnológica universal, más allá de su desempeño técnico. Conceptualmente se trata de un avance mayor, pero tanto como su discreta tarea.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Una Recomendación, y un Comentario.

Desde hace varios meses estoy siguiendo permanentemente y en forma impaciente los posteos del blog Eureka. Personalmente me parece un blog excelente, actualizado, y que especialmente aporta datos nuevos sobre exploración espacial. En particular, como es de esperar, aporta información muy relevante sobre el programa espacial soviético y el actual programa espacial de Rusia. En particular destaco reciente información sobre el estado de la ISS y los planes de Rusia. Quien lo edita, Daniel Marin cuenta con grandes ventajas para poder postear con tanto nivel, entre otras cosas dominia el ruso. Al respecto de este blog quisiera reflexionar sobre su último posteo acerca de la nave Progress. El mencionado artículo realmente me fascinó, básicamente consiste en un foto reportaje de todo el proceso de preparación y lanzamiento de este importante transbordador. No sólo me llamó la atención la calidad del artículo, sino ademas el hecho de que esta nave, fundamental para el programa espacial ruso y la ISS, pasara siempre "desapercibida" en la información que habitualmente recibimos de las noticias espaciales. Decidí, por lo tanto, postear un comentario mencionado precisamente esos aspectos poco conocidos del Progress. Me llamó profundamente la atención una contestación de Daniel Marin, concordando conmigo y señalando que los Progress rompen los récords en materia de lanzamientos exitosos. Obviamente la mencionada noticia me alegró, pero me dejó pensando...buscaré en la estadística. Sin embargo esto no deja de ser un logro, de ustedes ya saben quienes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Web Analytics